México, segundo país más caro en materia electoral: PRI

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Luego de que en la elección presidencial 2006 cada voto costó a los mexicanos 35 dólares, el diputado federal del PRI, José Adán Ignacio Rubí, presentará una iniciativa de reformas en materia electoral, porque nuestro país es el segundo más caro en ese rubro.

Con dichas reformas se pretende disminuir el financiamiento público a los partidos políticos y aumentar el porcentaje de aportaciones de sus militantes.

Lo anterior, luego de que el legislador hizo la advertencia de que México no sólo se ubica en el último lugar de los países en transición democrática, sino que es el segundo más caro en la obtención de cada voto.

En su iniciativa de reformas aclaró que no pretende reducir el monto de los recursos económicos a los partidos para sus gastos ordinarios y de campaña, sino generar un esquema en el que se aumente el porcentaje de aportaciones que simpatizantes y militantes realicen a su organización política.

Eso, aseguró, obligará a los partidos a realizar un esfuerzo mayor para incrementar sus ingresos propios, y buscar otras fuentes de financiamiento que estén dentro del marco de la legalidad, "pero que no dependan directamente del gasto público".

Rubí Salazar reveló que según datos del informe de resultados de la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en 2006 los partidos políticos obtuvieron cuatro mil 175 millones 367 mil pesos.

De esa cantidad, dos mil 68 millones 375 mil pesos fueron para actividades ordinarias y 37 millones 110 mil pesos se destinaron a actividades específicas.

El informe señaló que en las elecciones presidenciales de 2006 cada voto costó 35 dólares, mientras que en otros países con una experiencia electoral consolidada, el costo del sufragio varía entre uno y tres dólares.

De acuerdo a ese informe, agregó, entre el año 2000 y 2008 han existido 16 partidos políticos nacionales que han costado a los mexicanos más de 25 mil millones de pesos.

"El tránsito de un sistema de partido hegemónico a uno plural ha sido un proceso sumamente costoso", aseguró.

El ordenamiento legal vigente permite que los simpatizantes y militantes de un partido aporten una suma total anual no mayor a 10 por ciento del tope de gastos establecido para la última campaña presidencial, por lo que propone incrementar a 40 por ciento el límite.

La iniciativa del legislador priista pretende elevar a rango constitucional el monto que cada partido destine de su financiamiento público para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres.

Además propone como obligación de los comités nacionales de los partidos políticos participar del financiamiento público que reciben del Instituto Federal Electoral (IFE) a sus comités estatales, distritales y municipales, con criterios de proporcionalidad y equidad.

Con esta reforma, señaló el legislador, los estados no tendrán la obligación de otorgar financiamiento público para las actividades ordinarias de los partidos políticos nacionales, con lo que se generarán importantes ahorros en el ámbito local.

También propone modificar el Código Federal de Instituciones y Procesos Electorales (Cofipe), con el fin de que las organizaciones políticas que logren su registro cuenten con un mínimo de representatividad social que les permita acceder al financiamiento público y prerrogativas legales.

Por ello, el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) planteó aumentar de dos a tres el porcentaje de la votación en las elecciones federales.

vms