Michelle Bachelet se reune con lideres mexicanas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: @GabyCuevas

La presidenta chilena Michelle Bachelet abogó hoy por una mayor inclusión de las mujeres en lugares de toma de decisiones y aseveró que en las últimas décadas hubo importantes avances en la región en materia de igualdad de género.

En una Conferencia Magistral sobre Género que dictó en un hotel del Distrito Federal, Bachelet enfatizó que “lo que nos falta en el continente es que tengamos muchas más mujeres partícipes en la toma de decisiones”.

Puntualizó que “no es un problema de pocas mujeres con capacidad y con talento, (porque) tenemos muchísimas y muy talentosas”, sino que se trata de mujeres que tomen decisiones, lideren procesos de cambios e inspiren con su actuar a nuevas generaciones.

La jefa de Estado chilena pidió una mayor presencia de mujeres en espacios de poder en los ámbitos público y privado al recalcar: “hoy sabemos que podemos soñar con un futuro más promisorio que antes nos estaba vedado”.

Una de las intervenciones más aplaudidas por las cerca de 250 invitadas a la actividad fue cuando la mandataria mencionó que en el Congreso chileno se estudia un proyecto de ley para legalizar el aborto en tres casos: riesgo vital de la madre, embrión o feto incompatible con la vida y violación.

“Chile es uno de los pocos países del mundo donde el aborto es ilegal sin excepciones. No lo fue hasta 1989, tres meses antes del regreso a la democracia, cuando el aborto terapéutico por esas tres causales era posible”, recordó Bachelet.

En Chile existía el derecho al aborto terapéutico desde 1931, pero antes del fin de la dictadura de Augusto Pinochet, se creó una ley que establece que “no podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar un aborto”.

Bachelet indicó que “el Estado, que es laico y pluralista, no puede,

especialmente en situaciones extremas, como la que contempla el proyecto, imponer una visión de mundo y una decisión a las mujeres. El Estado debe velar por el bienestar de todas las ciudadanas”.

Destacó que en las últimas décadas se lograron “importantes avances en la lucha por la igualdad. Tenemos aún muchas tareas pendientes, y todas urgentes. No habrá desarrollo equitativo e inclusivo, que todos anhelamos para nuestros países, sin igualdad de género”.

“La búsqueda de equidad, de relaciones equitativas y justas entre hombres y mujeres, debe ser una prioridad de los Estados en el mundo y particularmente de los latinoamericanos. Es una premisa ética, un deber moral, un simple acto de justicia”, aseveró.

La jefa de Estado chilena, quien este viernes finaliza una visita de Estado a México, apuntó que la pobreza “sigue teniendo rostro de mujer”, mientras que dos tercios de los 770 millones de personas analfabetas en el mundo son mujeres.

Bachelet indicó que la violencia de género es otro de los temas que preocupa

y detalló que, en 15 países de América Latina y el Caribe, cerca del 50 por ciento de las mujeres reconocieron haber sido víctima de al menos un asalto sexual en su vida.

En materia de igualdad de género, reconoció que existen profundas diferencias entre países y enfatizó: “hoy tenemos el deber de seguir abriendo puertas, de seguir derribando barreras y sobre todo seguir inspirando a nuevas generaciones”.

En la conferencia magistral también intervinieron la subsecretaria para

América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, Vanessa Rubio; la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz, y la senadora mexicana Gabriela Cuevas.