"Allá nos veremos", responde Bolivia a Ebrard por denuncia en Corte

Por:
  • Sergio-Martinez

El Gobierno de Bolivia aseguró que no existe ningún asedio contra la embajada de México en su país, por lo que la denuNcia que presentará el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, ante la Corte Internacional de Justicia contra el gobierno de la presidenta Jeanine Añez no procederá.

Contenido relacionado: AMLO llama a Bolivia a recapacitar y respetar tradición mexicana de asilo

“Hoy nos amenazan con mandarnos a la Corte Internacional de Derechos Humanos, allá nos veremos con mucho gusto y veremos quiénes están violando los tratados, nosotros por cuidar la residencia y la embajada, o ellos –el gobierno mexicano- permitiendo que el señor Evo Morales haga lo que le dé la gana, nosotros no tenemos ningún problema”, expresó el ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo.

Detalló que la orden de la presidenta Jeanine Añez es resguardar a las embajadas y los diplomáticos, a pesar de que el gobierno mexicano fue quien violó los tratados internacionales al permitir que Evo Morales realice declaraciones políticas.

“Seguiremos resguardando porque es nuestra obligación pese a que la embajada mexicana está resguardando algunos delincuentes buscados por la justicia boliviana como; por ejemplo, Juan Ramón Quintana, ex ministro de la Presidencia, todos saben que no es de nuestro agrado por ser tan sanguinario”, refirió.

Murillo reveló que han recibido información sobre movimientos sociales que quieren tomar la residencia mexicana e incendiarla para sacar a Juan Ramón Quintana, “estos grupos en su mayoría culpan a él por la caída del Movimiento al Socialismo (MAS)”.

“Nos cuesta entender por qué se quejan de que cuidemos la residencia, Por qué se quejan que cuidemos la salud de sus alojados. Nos parece que los únicos que han permitido que se violen los tratados y las convenciones ha sido el gobierno mexicano, porque le ha dado refugio al señor Evo Morales, terrorista confeso por mandar asesinar al pueblo de Bolivia, quitarle la comida”.

gi