Moreira condena el terrorismo político

Madero: Corral no se lleva a Acosta Naranjo
Por:

Foto Especial

Humberto Moreira, presidente nacional del PRI, exigió a las instituciones federales de procuración de justicia que den a conocer si existe o no algún expediente en contra de funcionarios o cuadros estatales priistas, pues “me parecería muy grave que lo principal no sea resolver un tema de seguridad, sino hacer terrorismo político”.

En conferencia de prensa el coahuilense pidió terminar con esa “rumorología” en el sentido de que los gobernadores emanados del tricolor tienen nexos con la delincuencia organizada.

“Si alguien está acreditando su esfuerzo en seguridad son los gobernadores. Yo pediría a las instancias si tienen algo que exponer que lo presenten”, expuso.

Al ser cuestionado sobre si algún gobernador o ex gobernador tiene nexos con los cárteles del narcotráfico Moreira afirmó: “no hay absolutamente nada, sólo se dice eso para confundir y dañar la imagen del PRI dada la cercanía de la elección presidencial”.

Llamó al gobierno federal a suscribir un pacto y se manifestó positivo de que a 13 meses de la elección presidencial del 2012 todavía se pueda llegar a acuerdos.

Sostuvo que pese a las versiones sobre futuras “pesquisas” contra algún priista, él los seguirá apoyando e incorporándo a los cuadros políticos, ya que “se requiere de su experiencia”.

Moreira Valdés advirtió que un golpe contra el PRI sería tan reprobable que podría afectar la coordinación entre los diversos niveles de gobierno.

El líder priista también se refirió a la “mala” actuación de algunos secretarios del gabinete, que, dijo, descuidan sus funciones por estar ocupados en sus aspiraciones personales.

“Yo veo una alta traición de ellos. Los veo distraídos, los veo en sus ocupaciones particulares; no le están respondiendo al Presidente y, a final del día a quien le pediremos cuentas será al señor Presidente”, destacó.

Acompañado de la secretaria general del PRI, Cristina Díaz, y del senador Carlos Aceves del Olmo, quien fue designado como secretario adjunto a la Presidencia en el CEN del PRI, comentó que esos funcionarios “están extraviados en este juego de se vale soñar, donde están ellos en aspiraciones y se alimentan y se reparten puestos en el próximo sexenio; incluso ya se fueron hasta dos sexenios más adelante y están en ese sueño que se convertirá sin duda para ellos en una pesadilla”, subrayó.