Ambos se adjudicaron la idea

Proponen crear un seguro de desempleo

PAN busca utilizar recursos del Tren Maya, refinería Dos Bocas y del AIFA; Morena a través de la venta de inmuebles decomisados por el Indep

Morena y PAN desempleo
La iniciativa de seguro de desempleo de Morena fue publicada en la Gaceta Parlamentaria el 7 de septiembre, mientras que la iniciativa del PAN fue subida este lunes 13 de septiembre.Foto: Especial/Cuartoscuro
Por:
  • Otilia Carvajal

Diputados de las bancadas de Morena y PAN en la Cámara de Diputados presentaron iniciativas para crear un seguro de desempleo, sin embargo, ambos partidos se adjudicaron la idea.

La iniciativa de Morena fue publicada en la Gaceta Parlamentaria el 7 de septiembre, mientras que la iniciativa del PAN fue subida este lunes 13 de septiembre.

“Es un gusto que cinco días después de que explícitamente Acción Nacional presentara como su primera iniciativa la creación de un seguro de desempleo, la primera iniciativa que decide subir el grupo parlamentario de Morena es la creación de un seguro de desempleo”, señaló en conferencia de prensa el coordinador del PAN, Jorge Romero.

La iniciativa del blanquiazul plantea modificar el artículo 4° constitucional para establecer que “el Estado garantizará un seguro de desempleo a cada trabajador económicamente activo mayor de 18 años que labore en el mercado formal”, el cual tendrá una duración máxima de cuatro meses.

El monto será igual al establecido por la Línea del Bienestar del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

De acuerdo con la diputada María Teresa Jiménez se requieren 11 mil 406 millones de pesos para el seguro de desempleo, los cuales serían tomados del presupuesto para la construcción del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía.

También, se expusieron modificaciones a la Ley Federal del Trabajo para que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social emita el reglamento y las disposiciones para establecer un padrón de trabajadores.

La iniciativa prevé modificaciones al artículo 186 de la Ley del Impuesto sobre la renta, en la que agrega que se entregará un estímulo fiscal a quien contrate a personas desempleadas durante una contingencia sanitaria.

Por otra parte, la iniciativa presentada por César Agustín Hernández Pérez de Morena busca reformar al artículo 123 de la Constitución para que el Estado, es decir, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social proporcione un apoyo económico a las personas que perdieron su empleo, por medio del dinero obtenido por la venta de inmuebles decomisados por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep).

Sin embargo, el documento, publicado en la Gaceta de la Cámara de Diputados, no detalla cómo este seguro podría ayudar a las personas que laboran en la informalidad.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, 55.6% de la población ocupada en México tienen un empleo informal, es decir, que hay 30.5 millones de mexicanos que trabajan en la informalidad.

“Sin duda, todos coincidimos en que las insuficiencias prioritarias hoy en día son dos: satisfacer el ingreso y el acceso a la seguridad social (salud). Por ello, iniciativas como la que vengo a proponer suman al trabajo que nuestro Presidente (Andrés Manuel López Obrador) enmarca en su Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024, pues permitiría asegurar la accesibilidad a los servicios vitales, así como mantener los hogares a flote”, apuntó el legislador Agustín Hernández en tribuna.

El Estado proporcionará un seguro de desempleo en favor de los ciudadanos, que les permita llevar una vida de bienestar, de conformidad con la Ley de la Materia”, añadió.

El morenista, quien en la anterior legislatura fue secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, explicó que el derecho al seguro de desempleo estará regido bajo los principios de universalidad, justicia social y no discriminación.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en México hay 2.7 millones de mexicanos desempleados, de los cuales 38.2% son menores de 24 años y 39.5% corresponde a personas entre 25 y 44 años.

“Las proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, destacan el peligro de que la COVID-19 deje en el mercado laboral mayor desigualdad geográfica y demográfica, más pobreza y menos trabajos dignos”, puntualizó Hernández Pérez.

Una vez que entre en vigor la reforma, el Congreso de la Unión tendría 180 días, o sea, 6 meses, para emitir la ley secundaria que regule el derecho del seguro de desempleo.

Concluyó que “para nadie es ajeno, que el suceso que vivimos nos está obligando a reinventarnos tanto en procedimientos, en políticas públicas, así como, en la redefinición de derechos que permitan de una manera más amable hacer frente a esta enfermedad y sus consecuencias”.

KEFS