Morena pone tope a elevar costos en obras

Napo, a Comisión del Trabajo; Félix Salgado, a la de Defensa
Por:

La bancada de Morena en el Senado de la República propuso establecer mayores controles y mecanismos de transparencia en el procedimiento de modificación para los contratos de obra pública por concepto de montos o plazos, con lo que se evitaría los sobrecostos por contratación.

A nombre de su grupo parlamentario, Víctor Castro Cosio presentó en tribuna la propuesta para reformar el artículo 59 de la Ley de Obras y Servicios, con lo cual el monto máximo para modificar los contratos disminuiría de 25 a 10 por ciento.

Asimismo, establece un máximo de tres convenios para el caso de que la modificación exceda del 10 por ciento del monto inicialmente presupuestado; indica requisitos mínimos para el caso de solicitar la modificación de condiciones; establece que la modificación de convenios deberá ser autorizada por el titular de la dependencia o entidad respectiva, y que los convenios modificatorios tendrán que ser públicos en el sistema electrónico de información pública gubernamental, Compranet.

[caption id="attachment_818082" align="alignright" width="302"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

El legislador sostuvo que en años recientes, los casos de corrupción han crecido de manera preocupante, y recordó obras como el Paso Exprés, que tuvo un sobrecosido de 54 por ciento, o el Nuevo Aeropuerto en Texcoco, que aumentó 68 por ciento; no obstante, dijo que la contratación de obra pública representa un importante motor para el desarrollo económico a nivel federal y local.

Por separado, el PRI propuso reformas al artículo 35 constitucional para que se prohíban consultas públicas cuando se trate de obras de infraestructura de carácter federal, con lo que se evitaría el riesgo de que se cancele un proyecto fundamental para el desarrollo nacional.

En conferencia, la también presidenta del PRI destacó que no están en contra de la opinión ciudadanía, pero que nadie puede estar por encima de la Constitución, se debe dar certidumbre a las inversiones y cuidar la reputación de México ante los mercados.