Falleció en Querétaro

Fallece Obispo Emérito de Cuernavaca

En 2006 fue citado por Gobernación por presuntos actos de proselitismo en Morelos

Obispo Florencio Olvera
Obispo Florencio Olvera
Por:
  • Sergio Ramírez .

Sin dar a conocer las causas, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) confirmó el fallecimiento del Obispo Emérito de Cuernavaca, Morelos, Florencio Olvera Ochoa, ocurrido este domingo en el estado de Querétaro.

Con gran tristeza y pesar comunicamos como Conferencia Episcopal que nuestro hermano, Monseñor Florencio Olvera Ochoa, Obispo Emérito de Cuernavaca, ha sido llamado a la Pascua eterna, el día de hoy

notificó el órgano clerical.

Expresó sus condolencias a monseñor Ramón Castro, Obispo de Cuernavaca, y a monseñor Fidencio López Rivas, Obispo de Querétaro, donde residía, así como a sus familiares, a la comunidad diocesana, sacerdotes y miembros de la vida consagrada y de más fieles a los cuales sirvió como buen pastor durante su vida.

Pedimos al señor Jesús el Buen Pastor, lo acoja y reciba en su Reino, y nos fortalezca y consuele a todos en la tribulación. Rogamos encomendar su alma al señor, ofreciendo un triduo de misas por su eterno descanso

señaló en un comunicado.

El Obispo Emérito, Florencio Olvera, en el año 2006 fue citado a comparecer por la Dirección de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación (Segob) para responder a la denuncia en su contra por proselitismo electoral, interpuesta por Rigoberto Lorence López, dirigente del Partido del Trabajo (PT) en Morelos.

Según el líder petista morelense, con su decálogo de los pecados electorales Olvera Ochoa incurrió en violaciones flagrantes a la ley, debido a que su propuesta fue en beneficio del PAN.

Por lo anterior, el 5 de junio de 2006, la Segob determinó citar al obispo de Cuernavaca.

A través el oficio número AR-03/5339/2006, el director general de Asociaciones Religiosas, Álvaro Castro Estrada, dio 15 días a Olvera Ochoa para responder a los señalamientos de inducción del voto a través de su documento “Por un voto responsable”.