Confía en que encuentro traiga beneficios a México

Muñoz Ledo espera que AMLO aborde en EU tema migrante

El diputado advierte que todas las visitas tienen implicaciones políticas; confía que lleve agenda benéfica; encuentro en Washington, señal al mundo de integración y competitividad, considera subsecretaria de Comercio

Porfirio Muñoz Ledo
El legislador, el pasado 2 de octubre.Foto: Especial
Por:

Por Jorge Chaparro

La visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos, para reunirse con su homólogo Donald Trump adquiere importancia porque pueden tocarse temas pendientes entre ambas naciones, como los migrantes y el trato que se les da, asegura Porfirio Muñoz Ledo, diputado de Morena.

Si bien el expresidente de la Mesa Directiva de San Lázaro admite que el viaje del jefe del Ejecutivo a Washington se trata de un tema delicado, se dice confiado en que la Secretaría de Relaciones Exteriores, a cargo de Marcelo Ebrard, trazó una agenda que traerá beneficios para México.

El Presidente asistirá a Estados Unidos y usted advertía de los riesgos de presentarse en este momento allá, ¿nos podría hablar más al respecto?

Bueno, es una decisión presidencial que se tomó; algo debe haber que se va a negociar, porque es muy delicado el tema. Yo lamento que no asista el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, porque eso hubiera sido muy interesante.

Claro que el Presidente puede ser portador de mensajes que están pendientes; uno de ellos es el trato que se da a los migrantes. Ése es un asunto que debe abordarse.

Yo no influyo en la agenda presidencial, no estoy en el Ejecutivo, pero supongo que tiene cosas importantes que hablar con Trump y, bueno, ya veremos si la visita fue adecuada o no.

¿El Presidente López Obrador debería asumir una posición específica frente a Donald Trump?

Siempre son posiciones específicas. Yo trabajé en las agendas presidenciales cuando era subsecretario; claro, las diseña, fundamentalmente, la Secretaría de Relaciones Exteriores y supongo que hay mucho profesionalismo; esta visita fue, obviamente, promovida por la Secretaría de Relaciones Exteriores, tiene toda la pinta de eso y ellos son responsables de lo que ocurre; son profesionales y espero que tengan éxito.

¿La visita tendrá mayores beneficios políticos para el magnate que económicos para México?

Obviamente toda visita tiene implicaciones políticas; hay que hacer un balance de las visitas porque son tantas las aristas. Yo tuve este encargo cuando era subsecretario de la Presidencia; ahora soy diputado federal y no influyo en las agendas, pero como la Secretaría de Relaciones Exteriores está detrás de esto, supongo que trazó una agenda que traerá beneficios para México; así lo espero.

Claro que el Presidente puede ser portador de mensajes que están pendientes; uno de ellos es el trato que se da a los migrantes. Ése es un asunto que debe abordarse

Se cumplieron dos años del triunfo de López Obrador en la Presidencia. ¿Qué balance hace de esta gestión?

Ahora que se abre el periodo de sesiones el Presidente no acudirá a la presentación del informe en el Congreso. Es un error que se cometió en la época en que los presidentes eran unos patanes, por decir lo menos, dado que no hay rendición de cuentas ante el Congreso. No podemos analizar un informe que no se nos ha entregado.

Yo primero quiero abogar por que tengamos una reforma constitucional en la que el Presidente se presente frente al Congreso; ahora es optativo para el Presidente ir o no, eso es un pésimo mensaje, yo no conozco ningún país democrático del mundo en que el jefe de Estado no asista, personalmente, a la apertura de sesiones de su Congreso. Eso tiene que cambiarse para que realmente haya un diálogo entre Poderes.

Como hubo algunos presidentes que llegaron ilegítimamente, desde el 88 tuvimos que reclamar los triunfos electorales, entonces se volvió muy polémica la situación y se hicieron muy agitadas —por no decir turbulentas— las sesiones a las que acudía el jefe del Ejecutivo. El último fue (Ernesto) Zedillo.

Acabo de tener un conversatorio con algunas autoridades, incluyendo al presidente consejero del INE (Lorenzo Córdova) y creo que ya estamos en un grado de madurez electoral en que las elecciones no se van a discutir.

A mí me tocó el pase de Gobierno, le entregue la banda presidencial a mi amigo y compañero de mucho tiempo Andrés Manuel López Obrador; pero como entré antes, me correspondieron tres meses con el expresidente Peña Nieto, platicamos mucho, tenía temor de que una nueva mayoría pudiera ser muy agresiva, entonces yo tuve muchas reuniones con los líderes del Congreso y le aseguré que iba a entrar con dignidad y se iba a ir con dignidad.

Yo creo que, políticamente por consenso, esas situaciones se pueden evitar. Entonces tenemos que acostumbrarnos a ser una democracia de pantalones largos.

El Ejecutivo busca modificar la Ley de Presupuesto para hacer frente a esta crisis sanitaria y económica. ¿Qué opinión le merece?

La iniciativa del Presidente causó un gran revuelo en la opinión pública y la Secretaría de Gobernación discretamente la eliminó. Demostramos, en una frase del coordinador del grupo, Mario Delgado, que ésta no era cuestión legal, sino de números, que, con la oposición actual no se puede modificar, pero finalmente quien lo aprueba es el Congreso, no creo que vuelvan a eso, no hay razón.

Respecto a un presunto Bloque Opositor Amplio, ¿hay una auténtica oposición para Morena y el Presidente?

Si te refieres al asunto de la BOA te lo digo claramente: es tan burdo, tan elemental, y fue tan fácil de encontrar que hay muchos que dudan que haya surgido de la oposición y que sea un panfleto que alguien mando, por debajo del agua, para acelerar las confrontaciones políticas en el país, que no es el momento.

Con los compañeros que difundan un supuesto golpe de Estado, a nosotros nos toca desmentir eso y llamar al diálogo.

Nosotros hemos lanzado una plataforma plural donde están miembros de todos los partidos por un salario mínimo vital. La iniciativa la firma la presidenta del Congreso, Laura rojas, del PAN, con tres diputados y diputadas de Morena, que somos Gabriela Cuevas, Lorena Villavicencio y yo. Estamos buscando las convergencias nacionales y otros están atizando los enfrentamientos. Yo pregunto: ¿qué le conviene al país? Que contesten en consciencia, eso es todo. 

  • El dato: El morenista presentó una iniciativa para reformar el artículo 11 constitucional y garantizar el libre tránsito de los migrantes por México.