Miércoles 8.07.2020 - 01:23

Navarrete ofrece su cabeza a consejeros

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

El dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, rechazó que haya presentado su renuncia o que haya un plan para quitarle el cargo antes de tiempo, pero puso a disposición del Consejo Nacional su permanencia como presidente del partido.

“No venimos a cuidar prestigios ni cargos ni carreras, venimos a cuidar a México. Nadie se aferra al cargo”, dijo en conferencia de prensa, en la que presentó su propuesta de transformación del partido, el cual presentará este fin de semana, durante la reunión del Consejo Nacional.

Asimismo, Navarrete Ruiz puso a disposición del órgano máximo del partido los cargos del secretario general, Héctor Bautista y el resto de los puestos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

“No tendría fuerza ni calidad moral ni política si no pusiera mi cargo a consideración del Consejo Nacional, el propio cargo de presidente nacional, pero también del secretario general, el del CEN, pero también el de direcciones estatales y municipales en todo el país”, expresó.

Destacó que la transformación de ese partido es un proceso que no debe postergarse y ello implica “realizar una política de alianzas y hacer un esfuerzo de acuerdo básico con las otras fuerzas de izquierda del país”.

En ese sentido, refirió, hace un mes inició una serie de consultas internas con líderes de su partido para darles a conocer las propuestas para la renovación de ese instituto político.

“Me permití formular y pedir que se iniciara un proceso de discusión interna y de debate con la intención de presentar al Consejo Nacional no solamente un balance electoral de cómo nos fue como partido el 7 de junio, sino también para que conozca una propuesta de transformación del PRD”, dijo.

Agregó que el partido “no puede seguir como está, sigue siendo la primera fuerza de la izquierda, con cuatro millones 350 mil votos, pero estamos obligados a escuchar el mensaje de los electores y el mensaje de las urnas, no podemos cerrar los ojos ni los oídos a lo que los electores mexicanos nos dijeron a todos los partidos, pero particularmente al nosotros el pasado 7 de junio”.

Se dijo “muy satisfecho” de su gestión al frente del PRD, pues le tocó enfrentar “el peor reto político y electoral de nuestra historia en la peor fractura de la izquierda en su historia”.

Barbosa pide “caras nuevas” en el PRD

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, aseguró que si Carlos Navarrete deja la dirigencia del sol azteca, el partido no debe ser encabezado por “las mismas caras del PRD tradicional”.

“Es una decisión que tendrá que abordarse (la salida de Navarrete), pero también con responsabilidad. Esta nueva dirección no va a ser eficaz si son las mismas caras y bajo los mismos procedimientos”, mencionó.

El líder parlamentario propuso, sin dar nombres, que quien debe estar al frente del PRD debe ser una cara nueva, confiable y atractiva para los jóvenes, y reiteró que antes de un cambio en la dirigencia, el órgano político debe pasar por una transformación a un nuevo modelo de partido, el cual debe ser sin corrientes, ciudadano y abierto.

“Yo les digo que hagamos un pacto refundacional donde esté contenida esa propuesta programática, esa línea política y reglas de cómo funcionar hasta el 2018. (Si no) las corrientes seguirán definiendo el destino del partido”.

Yared de la Rosa

Y Belaunzarán ya se apunta para el relevo

Néstor Jiménez/ mexico@3.80.3.65

El diputado perredista Fernando Belaunzarán alzó la mano para convertirse en el relevo de Carlos Navarrete en la presidencia nacional de su partido y llevar al sol azteca rumbo al proceso electoral de 2018.

Ayer, Navarrete anunció que pondrá su cargo a disposición del Consejo Nacional, que se reunirá este viernes y sábado, en busca de definir la forma en que este partido buscará renovarse.

En entrevista con La Razón, sostuvo que respeta la posición del líder, y recalcó que si bien su partido necesita “un cambio creíble”, el Consejo Nacional deberá analizar si para ello es necesario un cambio de la dirigencia o no.

Sin embargo, subrayó que de definirse un cambio en la presidencia nacional perredista, está “más que listo para lo que el partido me establezca. Si en una decisión colectiva yo puedo contribuir a hacer estos cambios, este giro a la sociedad, por supuesto que para mí sería un honor servir así a mi partido, que es la forma en la que yo entiendo puedo servir a mi país también”.

Además dijo tener las herramientas y cualidades necesarias para llevar al instituto político a la próxima contienda presidencial en 2018.

“Tengo claro lo que el partido debe hacer. Esté yo o no, lo que voy a demandar es este giro a la sociedad: ir con la mitad de candidaturas externas rumbo a 2018. Siento que tengo la capacidad, pero dependerá de una decisión colectiva y si no soy yo, apoyaré a quien sea”, agregó.

Destacó que el PRD debe tener una sacudida y un cambio intenso, para lo cual propuso tener mayor cercanía con la sociedad.