Niña con cáncer no murió por falta de medicamentos, aclara SSa

Por escasez de medicamento investiga SFP a personal del Hospital Infantil
Por:

Luego de la polémica que causó el fallecimiento de una pequeña niña de siete años que luchaba contra el cáncer en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, la Secretaría de Salud (SSa) aclaró los motivos de su deceso.

A través de una tarjeta informativa, la SSa detalló que la causa del deceso de la menor no se relacionó con alguna circunstancia particular relacionada con la falta de insumos, fármacos o de tratamiento apropiado.

E informó que la causa de la muerte es una hipertensión intracraneal, una enfermedad cerebrovascular no identificada y una anemia aplásica, no por la falta de medicamento de ningún tipo.

Por otra parte, la Secretaría especificó las atenciones que recibió en el hospital, desde que entró por primera vez el 26 de julio del año pasado, cuando, luego de realizar estudios, se descartó el diagnóstico de leucemia aguda

Cuatro días después de su primer ingreso, se le realizó una biopsia de médula ósea que demostró aplasia medular, esto es la desaparición de las células encargadas de la producción de la sangre en la médula ósea.

En este sentido, Salud advirtió que se le dio tratamiento de soporte gracias al cual egresó el día 2 de agosto de 2018. Y ya en 2019 se le atiende en consulta externa el 1º de julio, cuando se reporta “sin evidencia clínica de enfermedad infecciosa, hemorragia o alguna otra indicación de ingreso hospitalario”.

Finalmente acude al Hospital Infantil el 5 de julio por cuadro referido por la madre, de seis horas de evolución, por lo que la menor recibe tratamiento de soporte mientras estuvo internada, con trasfusiones, antibióticos, factores estimulantes de colonias y tratamiento dirigido con timoglobulina en dos ocasiones, hasta su lamentable fallecimiento el 5 de agosto.

Por la mañana el presidente López Obrador aludió al tema en su conferencia matutina de este viernes al señalar que no se puede mentir, ni crear una campaña de desprestigio.

“Vamos a suponer que una niña o un niño este en el hospital, y, aceptando sin conceder, que no tiene el medicamento, ¿qué sociedad somos si la enfermera, si el médico o cualquier ciudadano no toma la decisión de comprar el medicamento para que no pierda la vida la niña o el niño? De todas maneras, hay que investigarlo y no tiene por qué faltar el medicamento”, afirmó.