No he recibido ninguna amenaza, senala edil de Tanhuato

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Archivo Cuartoscuro

El edil de Tanhuato, José Ignacio Cuevas, señaló que el Rancho del Sol donde se registrara el enfrentamiento entre miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación con policías, no es habitado, puesto que esas tierras se ocupan para producir alfalfa.

En entrevista radiofónica con Adela Micha, para Grupo Imagen Multimedia, el presidente municipal indicó que no se sabe a quién pertenece el rancho, ya que las tierras son ejidales y por ello no hay una escritura como tal.

“El Rancho no es habitado, es uno de cultivo que cuenta con 112 hectáreas. No se conoce de quién es el rancho ya que las tierras son ejidales, por eso no hay una escritura como tal”, destacó el edil.

Asimismo, el alcalde de Tanhuato detalló que el Rancho del Sol es muy grande, pero él no ha tenido la oportunidad de conocerlo por dentro. Sin embargo, informó que al pasar por la carretera México-Morelia se puede observar el inmueble y sólo se veía a personas trabajando.

“Hay versiones de que era un rancho muy grande, pero yo no lo conozco por dentro. Se ve al interior de él las construcciones que referimos, cuando uno pasa sobre la carretera México-Morelia”, dijo en entrevista radiofónica.

José Ignacio Cuevas mencionó que Tanhuato se encuentra en un corredor que colinda con Jalisco, y donde se han registrado enfrentamientos por la disputa de los cárteles de la región, pero confirmó que en ningún momento él ha recibido amenazas, además de que nunca se vio a gente armada rondando por el municipio.

“Tanhuato se encuentra en un corredor que colinda con poblaciones o tierras ejidales con Jalisco. En ningún momento he tenido amenazas de que se les entregue dinero o les haga favores. Ha habido enfrentamientos en esos lugares, pero yo desconozco qué cártel es. Dentro de la población de las calles no se percibe que haya gente armada”, indicó.

Por último, dijo que no ha tenido comunicación alguna con el gobernador de Michoacán, Salvador Jara, “ni antes ni después del enfrentamiento, pero yo tampoco lo he buscado”.