Jueves 24.09.2020 - 02:42

“Nos entregaban a los Zetas los agentes de Migracion”

Héctor Astudillo continúa gira por la entidad
Por:

Foto Notimex

david.vela.razon@gamail.com

Migrantes centroamericanos y chinos, rescatados hace unos días en Tamaulipas, acusaron al personal del Instituto Nacional de Migración (INM) de haberlos bajado de los autobuses en los que viajaban y haberlos entregado integrantes de Los Zetas.

Los migrantes forman parte de un grupo de 120 personas, nacionales y extranjeras, asesoradas por el Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP), con base en la Ley para Prevenir y Sancionar el Secuestro, vigente desde febrero pasado.

El Consejo de la Judicatura Federal, del cual depende el IFDP, informó que las 120 personas citadas fueron rescatadas en Tamaulipas, en operativos distintos realizados por las fuerzas federales.

Una vez rescatados, los migrantes fueron trasladados a la ciudad de México, donde rindieron declaración ante el Ministerio Público de la Federación de la Procuraduría General de la República.

“Un grupo de centroamericanos identificó a agentes del Instituto Nacional de Migración como las personas que los bajaron de un camión de pasajeros y los entregaron a hombres armados”, dijo el Consejo de la Judicatura.

Agregó que dichos hombres armados han sido identificados por autoridades ministeriales como integrantes de la delincuencia organizada.

Explicó que de las 120 víctimas, 81 eran mexicanos, 33 de Centroamérica y los restantes seis de origen chino (tres de ellos menores de edad), a quienes se les garantizó la presencia de un traductor.

Detalló que los mexicanos fueron llevados a sus estados de origen y los extranjeros “a un lugar que determinó la PGR, ya que no se consideró seguro enviarlos a las estaciones migratorias por la identificación de los agentes”.

El Consejo de la Judicatura Federal no precisó cuando fueron secuestrados los migrantes ni donde permanecieron privados de su libertad.

No obstante, los datos coinciden con información dada a conocer por autoridades federales, al menos en cuanto a los chinos, los que habrían sido rescatados en abril pasado en Reynosa, Tamaulipas.

Es decir, su liberación fue posterior al hallazgo de las fosas donde se encontraron 182 cuerpos enterrados, en su mayoría migrantes plagiados y cuya muerte derivó de su negativa a la extorsión o a enrolarse con el crimen organizado.