Jueves 22.10.2020 - 02:20

No quedará en libertad

Otorga suspensión definitiva a Rosario Robles contra prisión preventiva

Será en noviembre cuando se decida si abandona o no la cárcel la exsecretaria de Desarrollo Social

Rosario Robles
Rosario Robles lleva más de un año en prisión.Foto: Twitter @Rosario_Robles_
Por:

La Jueza Cuarta de Distrito en Materia Penal, María Dolores Núñez Solorio, concedió una suspensión definitiva de amparo a Rosario Robles, en contra de la prisión preventiva que se dictó en su contra, lo que abre la posibilidad de obtener su libertad.

La defensa de Robles Berlanga confirmó que aunque obtuvieron esta suspensión definitiva, la jueza Núñez Solorio dictará en noviembre el fallo definitivo sobre este asunto para determinar si la exsecretaria de Desarrollo Social federal abandona la cárcel.

Por ahora la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social permanecerá en prisión mientras se resuelve su situación legal.

La decisión de la jueza pone en duda la legalidad de la prisión oficiosa impuesta por el Juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, que ha sido ratificada por otras instancias legales, al considerar que existen elementos que hacen suponer que Rosario Robles buscaría escapar de la justicia. 

El Juez Delgadillo consideró que una de las pruebas ofrecidas por la Fiscalía General de la República, una licencia de conducir falsa, era una de esas pruebas.

Cabe destacar que Delgadillo Padierna es sobrino de Dolores Padierna y René Bejarano; este último estuvo en prisión 8 meses en 2004, acusado de recibir sobornos del empresario Carlos Ahumada.

Rosario Robles enfrenta cargos por omisión en el servicio público, en una red de corrupción que destapó la Auditoría Superior de la Federación, en un proceso que se ha llamado “La Estafa Maestra”, y aunque no es un delito que se sancione con prisión preventiva, podría enfrentar el proceso en libertad, reiteradamente se le ha negado esa posibilidad por parte de los juzgadores.

De acuerdo con las averiguaciones de la FGR, Rosario Robles no vigiló a sus colaboradores quienes firmaron diversos contratos con universidades públicas a quienes entregaron proyectos o solicitaron servicios o productos que nunca fueron entregados. 

Para simular el cumplimiento de contratos se utilizaron empresas fantasmas, con lo que pudieron desviar cerca de 7 mil 500 millones de pesos del erario federal.

Esta suspensión de amparo no significa su libertad, reconoció la defensa, pero abre un espacio para que pueda revisarse su caso.