Para inicio de clases, 10 mil agentes en Oaxaca

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Bajo el mando del comandante de la Unidad de Restablecimiento del Orden Público de la Policía Federal, José Luis Solís López, mejor conocido como Espartaco, en Oaxaca se desplegaron unos ocho mil elementos de la Policía Federal, Ejército y Gendarmería, para garantizar la tranquilidad de sus habitantes y evitar cualquier conflicto en este regreso a clases ante las constantes amenazas de la Sección 22

de la CNTE.

Desde el pasado 1 de junio en esta entidad se encuentran tres mil integrantes de la PF, dos mil de la Gendarmería y tres mil del Ejército, en tres divisiones: de proximidad social y prevención del delito, de reacción inmediata y de esquema táctico anticriminal.

En esta labor de vigilancia también participan dos mil policías estatales y municipales, así como cinco aeronaves de la PF y cuatro de la Marina que vigilarán desde el aire toda la ciudad de Oaxaca, donde la disidencia magisterial ha tomado edificios públicos, el aeropuerto, gasolineras y protagonizado violentas movilizaciones.

El Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (IEEPO) está protegido día y noche por unos 200 policías federales antimotines. Distintas empresas radiodifusoras, al igual que la carretera Internacional 190 también son resguardadas por fuerzas federales, para evitar cualquier acción de ese gremio magisterial.

Los municipios donde también hay operativos especiales son: Putla, Tlaxiaco, Pinotepa Nacional, Puerto Escondido, Río Grande, Unión Hidalgo y Matías Romero, donde la Sección 22 concentra a gran parte de sus 81 mil agremiados.

El estacionamiento del complejo judicial de Oaxaca se convirtió en cuartel con un centenar de unidades móviles de la Gendarmería Nacional como base provisional, a la par de que sus elementos están hospedados en al menos 20 hoteles de la zona del centro histórico de Oaxaca.

Los uniformados recorren y patrullan en la zonas de mayor afluencia turística, para restablecer el sector turístico, empresarial y atender el regreso a clases.

Director de IEEPO descarta uso de fuerza

El director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Moisés Robles Cruz, aseguró que no hay necesidad de utilizar la fuerza pública en la entidad.

“Tenemos el pulso de que hay ánimo en las comunidades y entre los padres de familia, de que el lunes todo mundo irá a clases”, dijo.

El funcionario rechazó que existan “focos rocos” o zonas problemáticas ante el inicio del ciclo escolar 2015-2016: “Vemos todo el estado por igual, con el mismo interés”.

Agregó que el principal reto en la entidad es la formación educativa de miles de niños y jóvenes oaxaqueños

“Lo que nos ocupa en estos momentos es cumplir con la entrega de libros de texto gratuitos y con los uniformes”, manifestó Robles Cruz.

La CETEG inicia el ciclo con un paro de 48 horas

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) acordó no iniciar este lunes con las clases en Guerrero y en su lugar va a realizar una marcha en Chilpancingo y buscará protestar en el acto que encabezará el gobernador Rogelio Ortega.

En conferencia, Carlos Botello, secretario de Acción Política de la CETEG, indicó que en lugar de clases, los agremiados iniciarán un paro de labores de 48 horas y anunció diversas acciones contra la Reforma Educativa y amenazó con organizar una huelga nacional.

Informó que regresarán a las aulas el próximo miércoles, en protesta por la Reforma Educativa y la evaluación magisterial. En la entidad hay 869 mil 318 estudiantes de educación básica, 53 mil 608 docentes y 10 mil 218 centros educativos.

El costo de la nómina diaria en esta entidad es de 14 millones 496 mil pesos.

A partir de este lunes, los maestros de la CETEG se movilizarán por distintos puntos de Guerrero: en Chilpancingo, a las 10:00 horas marcharán con los docentes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero.

La CETEG advirtió que hoy intentarán boicotear el arranque del ciclo escolar 2015-2016 que se llevará a cabo en el municipio de Coyuca de Benítez, que encabezarán el Presidente, Enrique Peña, y el gobernador guerrerense.

El pasado sábado Ortega advirtió a los maestros que de no trabajar al inicio del curso como lo estipula el calendario de la SEP, tendrán descuentos de salario.

El 11 de septiembre determinarán la fecha para estallar la huelga nacional.