Martes 7.07.2020 - 00:25

Parangaricutiro acusa a su edil frente a las autodefensas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto David Vela La Razón

En San Juan Parangaricutiro, Michoacán

En este municipio aún prevalece la tensión, luego de que la comunidad indígena aceptó a los grupos de autodefensas en busca de erradicar la presencia de Los Caballeros Templarios.

Sus pobladores exigen la renuncia del presidente municipal, Vicente Guerrero Ruiz; y su primo Ambrosio Ruiz Soto, presidente del Comisariado de Bienes Comunales, a quienes vinculan con los Templarios.

Ambrosio se presentó el sábado en la plaza pública donde se discutía si se aceptaría o no el ingreso de guardias comunitarios a la comunidad. La mayoría gritó: “que se queden”. Pero Ambrosio respondió también a gritos “no queremos civiles armados”.

Su actitud derivó en un intento de linchamiento por parte del pueblo que al no tener éxito por la presencia de la Policía Federal y el Ejército Mexicano, comenzó a contar los “secretos” que guardan de sus autoridades.

Acusaron tanto al presidente municipal como a su primo de estar al servicio de Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, cuya detención, junto con la de otras cabezas de esa organización, es condición de las autodefensas para dejar las armas.

Recordaron que desde finales del 2013 se conformó aquí la policía comunitaria, pero ello no ha sido suficiente para detener los abusos de los Templarios.

Advirtieron que ante el avance de los grupos de autodefensa en el estado, tanto Vicente como Ambrosio comenzaron a amenazarlos de que si apoyaban a las autodefensas los iban a despedir de sus empleos y en algunos casos hasta de muerte.

Aquí la población indígena se dedica principalmente a la fabricación de muebles, al comercio o al campo.

“Ellos son Templarios, son los representantes de ese grupo criminal en nuestro municipio. Ya nos amenazaron de que nos van a matar a nosotros y a nuestras familias si apoyábamos a las autodefensas”, contaron.

Piden el anonimato, pues acusan que en el pueblo hay muchos “punteros” o “halcones”, por lo que tienen miedo de que les vayan a “poner el dedo” y se desquiten con su familia.

“Aquí todos nos conocemos, sabemos quiénes son los Templarios y ellos saben quiénes somos, por eso nadie se atrevía a hablar. En los cerros hay gente que sólo está pendiente de lo que hacemos”, dice un hombre de 65 años.

“Pero ya estamos cansados, más del 30 por ciento de la población está resentida con esta gente porque los han extorsionado, secuestrado o matado a un familiar, por eso aceptamos a los guardias comunitarios”, agrega.

Todos están conscientes de que el haber aceptado a los autodefensas podría derivar en una reacción violenta de Los Caballeros Templarios.

Eso los mantiene alerta. Hoy se vive en este poblado una tensa calma. “Lo que vaya a pasar, mejor que sea de una vez, porque ya no podemos vivir así, con tanta violencia”, dicen los pobladores.

La cabecera del municipio de San Juan Nuevo, Parangaricutiro, junto con cuatro comunidades del municipio de Uruapan, fueron tomadas por las autodefensas de Tancítaro y Parácuaro desde el pasado sábado.

PGR consigna a 20 policías municipales

Por Adriana Góchez

La Procuraduría General de la República (PGR) ejerció acción penal en contra de 20 a gentes de la Policía Municipal de Vista Hermosa, Michoacán, que se encontraban arraigados. Los consignados fueron detenidos el pasado 7 de noviembre de 2013 y se les acusa de formar parte del cártel Jalisco Nueva Generación, además de tener relación con la desaparición de dos agentes federales y con el hallazgo de fosas clandestinas con 70 cuerpos.