Domingo 12.07.2020 - 17:11

Pide la OEA a Maduro suspender Asamblea

Pide la OEA a Maduro suspender Asamblea
Por:

Atres días de que se lleve a cabo la elección de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, ayer un grupo de 13 países de la Organización de los Estados Americanos (OEA), exigió al gobierno de Nicolás Maduro que suspenda esa jornada electoral e instale un mecanismo de diálogo político “para el restablecimiento del orden constitucional”.

Sin embargo, una vez más no se llegó a ningún acuerdo formal y durante la sesión sólo se leyó un pronunciamiento que firmaron los 13 países, liderados por México y Estados Unidos, así como del secretario general del organismo, Luis Almagro, mientras que hubo un rechazo de las delegaciones de Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

La declaración de los 13 países no se sometió a votación, ya que habrían sido necesarios 18 apoyos para que saliera adelante y simplemente  fue leída en el Consejo Permanente por el embajador panameño, Jesús Sierra.

El texto lo suscribieron Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EU, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

“El proceso de la Constituyente implicaría el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática y sería contrario a la voluntad popular expresada en la consulta del 16 de julio.

“Tenemos 7.5 millones de razones para pedir que no se instale“, dijo Almagro, en referencia a quienes votaron en Venezuela contra la Asamblea Constituyente.

Por México el embajador ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, dijo que lo que sucede en ese hermano país es “motivo de profunda preocupación y resultado del deterioro paulatino de una relación entre actores políticos, sociales y económicos en la que ninguno puede prevalecer sobre el otro.

“En Venezuela se ha producido una alteración del orden constitucional, en detrimento del estado de derecho, la protección de los derechos humanos y la división de poderes, entre otros”, señaló.

Destacó que los venezolanos están inmersos en un pueblo polarizado y una escalada de violencia que al día de hoy, lamentablemente, ha cobrado más de un centenar de vidas y ha dejado miles de heridos y detenidos.

“En este contexto, compartimos las preocupaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por el recuso a operativos militares para reprimir a las manifestaciones sociales, y el uso de la jurisdicción militar para procesar a civiles.

“Con absoluto respeto a la soberanía venezolana, acompañamos el llamado de la Comisión para que el gobierno de ese país cumpla con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, e insistimos en que el principio de no intervención no puede ni debe ser invocado para justificar alteraciones al orden democrático, o para eludir responsabilidades en materia de derechos humanos”, precisó el mexicano.

Las naciones firmantes expresaron su “profunda preocupación por la grave alteración del orden democrático en Venezuela, la agudización de la crisis y el aumento de la violencia”.