Pide México ayuda a la ONU por caravana migrante

Pide México ayuda a la ONU por caravana migrante
Por:

México solicitó la intervención de la ONU para atender a la caravana migrante a través de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para las Refugiados (ACNUR). El canciller Luis Videgaray acudió a Nueva York a pedir que la ONU acompañe a México en la atención de posibles solicitantes de refugio que pudieran presentarse en la frontera sur.

La Cancillería mexicana señaló que la petición de apoyo a la ONU tiene como objetivo contribuir a una solución de carácter humanitario, “apegada al marco legal, respetuosa de los derechos humanos, transparente y con el concurso de la comunidad internacional, a través de las instancias correspondientes de la Organización de las Naciones Unidas”.

Asimismo, que la medida busca garantizar la seguridad e integridad de los migrantes, “particularmente la de los menores de edad, los adultos mayores y las mujeres y evitar que las personas sean engañadas por organizaciones criminales internacionales dedicadas al tráfico de personas, que ponen en peligro sus vidas”.

La Cancillería expuso que desde ayer ha brindado atención permanente a los migrantes, informando sobre las opciones a las que tienen acceso, y asesorando a quienes han solicitado refugio.

Sobre el mismo tema, el próximo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, afirmó que el gobierno mexicano no puede dejar pasar libremente a la caravana de migrantes sin los compromisos de ley.

“México no puede decir —porque tenemos una serie de imposiciones legales— que pase cualquier caravana hacia Estados Unidos”, dijo el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, en una entrevista radiofónica.

Ebrard advirtió a los migrantes que se dirigen a la frontera sur de México que “hay normas que se deben cumplir”, por lo que sólo podrán ingresar a territorio nacional si cuentan con una visa.

“Y la mayoría que seguramente no la tiene, puede pedir la condición de refugiado, pero tiene un periodo de respuesta de 90 días. Además, dejar claro que aun teniendo la visa o la petición de refugio, no implica que haya libertad de tránsito hacia Estados Unidos”, expuso.

Ebrard Casaubón afirmó que para frenar el fenómeno de la migración es necesario que Estados Unidos apoye en estrategias de desarrollo para Centroamérica.

Explicó que la migración debe ser analizada desde la perspectiva de desarrollo regional, por lo que reiteró que el gobierno electo ya trabaja con la Cepal en una estrategia que se pueda presentar a Estados Unidos.

El propuesto canciller añadió que “no le sorprende” la posición planteada por el Presidente estadounidense, Donald Trump, quien amenazó con cerrar la frontera binacional ante el avance de una caravana de migrantes hondureños con destino a Estados Unidos.

Agregó que el argumento de Trump se dirige al Partido Demócrata, al que acusa de no haber aprobado cambios que endurezcan las leyes migratorias estadounidenses en el marco de la campaña política de cara a las elecciones legislativas de ese país, el próximo 6 de noviembre.

“Era previsible (la postura de Trump) y además está muy cerca el proceso electoral, entonces, él está haciendo un cálculo político. La posición del Presidente Trump es la que siempre ha planteado, no le veo en eso nada sorpresivo, me sorprendería una posición diferente”, indicó Ebrard.

El Dato: La SRE y la Segob anunciaron que hoy inició la atención a los migrantes hondureños solicitantes de refugio en la frontera sur.

Este jueves por la mañana, el presidente de Estados Unidos exigió, vía Twitter, a México que frene la caravana. En tanto, migrantes que se encuentran en México realizaron una marcha en Tapachula, en apoyo a la caravana de Honduras.

Algunos centroamericanos ya se encuentran en la comunidad de Tecún Umán, Guatemala, fronteriza con Tapachula, y analizan si intentan ingresar a México o esperan al resto de la caravana, que está en la ciudad capital.

La caravana de migrantes partió el sábado desde San Pedro Sula, en el norte de Honduras, pasó por Guatemala y este jueves comenzó su ingreso a México.

Desde el miércoles, el Gobierno mexicano reforzó con entre 240 y 500 policías federales, según cifras extraoficiales, los dos puentes internacionales con los que cuenta en su frontera con Guatemala, en el sureño estado de Chiapas, para dejar pasar sólo a quienes cuenten con documentación legal.