PRD, enemigo de la democracia: Iglesia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por Daniela Wachauf

El vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, respondió al llamado del dirigente del PRD Jesús Ortega, quien pidió a la Iglesia moderar sus acusaciones hacia el partido y sus militantes, y dijo que los perredistas y sus aplaudidores se muestran como enemigos de la democracia, pues no toleran la más mínima crítica.

“Quienes en tiempos antidemocráticos fueron víctimas de la represión se han convertido actualmente en verdugos, esta actitud no hace más que mostrar a la sociedad cuál es el verdadero rostro del sol azteca, la intolerancia y el odio a la Iglesia, son ellos quienes ahora se muestran totalitarios”, sentenció.

Puntualizó que ante la sociedad, el PRD ha exhibió tal como es: un partido que destruye valores religiosos, morales y familiares; destacó que decir la verdad no es atacar, pero quien con la verdad se siente agredido, es porque ha sido descubierto en su mentira.

En cuanto a la petición del diputado Víctor Hugo Romo para entablar un diálogo con el cardenal Norberto Rivera, Valdemar comentó que sí, cuando se retracte de la difamación contra la memoria del cardenal Ernesto Corripio, y además retire la demanda que interpuso, con otros dos diputados ante la Secretaría de Gobernación, contra Rivera Carrera y las demás Iglesias Cristianas.

“Pues lo calumnió de encabezar un complot contra las recientes leyes aprobadas; después, aumentó la infamia al declarar, con burla, que no se trataba del difunto Arzobispo, sino de un hijo suyo que llevaba el mismo nombre y, por último, emitió un comunicado que, lejos de ser una disculpa, fue el medio para seguir difamando”, anotó.

Critican debate en ALDF. El representante del Consejo de Analistas Católicos de México, Guillermo Gazanini, señaló que el debate sobre la adopción entre personas del mismo sexo pasó a ser la demostración de una fuerza política en la ALDF que trae en su médula el pasado absolutista del cual se desprendió y quedó claro que quieren satisfacer a las minorías homosexuales, ofreciéndoles lo que no se puede conseguir tan fácilmente.

“El honorable recinto de la ALDF se convirtió en un Cotton Club mafioso y de agandalle que traicionó los acuerdos para cobrarse a lo chino y meter el tema de las adopciones”.

fdm