Miércoles 8.07.2020 - 18:07

Pretenden adquirir 4 drones con 67 mdp para vigilar tortugas, minas ...

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Notimex

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) suscribió un convenio con la Secretaría de Marina (Semar) anunció la compra de tres o cuatro drones que costarán 67 millones de pesos para que vigilen en todo el país a las tortugas, Áreas Naturales Protegidas, minas y terrenos forestales que requieran atención especial.

En conferencia de prensa, el procurador federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, detalló que con el uso de esos instrumentos se pretende un mayor alcance, cobertura y precisión de las labores de vigilancia que se llevan a cabo en operativos costeros.

Indicó que los aparatos serán de última generación con un alcance mayor al que tienen los dos drones con los que cuenta la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y que se mueven por todo el país.

Su uso no se limitará a la vigilancia de la tortuga, sino a otras labores como inspección y verificación de Áreas Naturales Protegidas, minas y terrenos forestales que requieran atención especial.

El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) destacó en la conferencia de prensa los avances de las acciones de conservación y protección de la tortuga marina en México.

Destacó que la relación entre la Profepa y la Semar se ha fortalecido de manera importante luego del acuerdo signado el año pasado, en el que se proporcionó a la Marina botes que han permitido la protección y vigilancia de especies como la Vaquita Marina.

Por lo pronto expuso que el lunes iniciará la vigilancia con los dos drones que tiene la Profepa en las playas Escobilla y Morro Ayuta, que registran la mayor cantidad de anidadas de tortuga marina.

Con esas acciones se busca inhibir por completo la extracción y el comercio del huevo de tortuga marina, para lo cual existe una importante estrategia que consiste en incrementar la vigilancia desde el día de la anidación y hasta cinco días después.

Esto obedece a que el huevo de la tortuga sólo puede ser aprovechado para su consumo durante los primeros cinco o seis días después de su puesta, pues después de ese tiempo la incubación habrá dado inicio y se habrá generado el embrión de tortuga.