Martes 26.01.2021 - 18:13

Están entre las 100 con más casos del país

Puebla: en 5 localidades, 44% de los feminicidios

Entre enero y noviembre concentraron 22 de las 50 carpetas de investigación abiertas en la entidad; activistas denuncian “la flagrante misoginia” en el Gobierno estatal

Activistas se manifiestan contra la violencia machista, en Puebla, en junio pasado.
Activistas se manifiestan contra la violencia machista, en Puebla, en junio pasado.Foto: Cuartoscuro
Por:

Al cierre de 2020, Puebla de los Ángeles, Zacatlán, Chietla, Coronango y San Martín Texmelucan concentraron 44 por ciento de los feminicidios cometidos en todo el estado. Estos cinco municipios también se encuentran entre las 100 demarcaciones con mayor cantidad de delitos contra las mujeres en el país.

De acuerdo con el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y noviembre de 2020 se abrieron 22 carpetas de investigación por feminicidio en esas localidades, de las 50 que en el mismo periodo se iniciaron en suma, a nivel estatal.

Información de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) detalla que en el último año hubo un incremento de 47 por ciento en los feminicidios cometidos en esos cinco municipios, pues en 2019 se abrieron 15 carpetas de investigación.

Las localidades con mayor incremento en el último año fueron Zacatlán, que pasó de dos a cinco casos denunciados, Chietla, que de no contabilizar ningún feminicidio en 2019 sumó cuatro para noviembre pasado, y Coronango, que pasó de cero a tres asesinatos en este 2020.

.Gráfico: La Razón de México

En entrevista para La Razón, “Lituania”, integrante del Frente Feminista Radical de Puebla, consideró que el incremento de la violencia contra las mujeres en el estado se debe “a la flagrante misoginia” por parte de los servidores públicos, “que se traduce en violencia institucional”, por lo que incluso la creación de fiscalías especializadas o instituciones dedicadas a combatir los delitos contra la mujer resultan ser sitios en los que se cometen estos crímenes.

‘”Si el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, se niega a reconocer la violencia machista contra las mujeres —que ellos (sus funcionarios) también encarnan—, ¿cómo se va a dar la adecuada atención? El mensaje es claro: las mujeres y niñas no importamos. La violencia machista y los feminicidios no existen, son homicidios como cualquiera y nosotras estamos exagerando”, apuntó.

La activista también denunció que la violencia feminicida en el estado no sólo no cesa, sino que ha incrementado cada vez más en los últimos tres años, pese a la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género contra Mujeres y Niñas en 50 de los 217 municipios de la entidad, una tendencia que, recordó, también se ve a nivel nacional.

“(El problema) es estructural y sistémico, es machismo que se acentúa en los municipios, entre más periféricos sean”, dijo la defensora de los derechos de las mujeres en Puebla.

Por su parte, Ana Gamboa, del Observatorio de Violencia Social y de Género de la Universidad Iberoamericana de Puebla, aseguró que desde tiempo atrás las localidades señaladas por concentrar más de 40 por ciento de feminicidios se encuentran en el foco rojo de la incidencia de delitos contra las mujeres.

“Aunque está activada la Alerta de Género, los municipios que ya la tienen no han obtenido realmente resultados. En 2020 nosotros registramos al menos 65 feminicidios y aparte 29 homicidios violentos, en los que no encontramos razones de género, entonces, si los juntamos, nos da una cifra bastante alta: 93”, dijo.

.Gráfico: La Razón de México

Y NO SÓLO ASESINATOS. En entrevista, Gamboa, aseveró que existen otros crímenes como la violencia familiar y de pareja que ocurren pero que no siempre se denuncian.

“Desafortunadamente muchas de las mujeres no se animan a denunciar justamente por esta ineficiencia del estado y la revictimización por parte de servidores públicos que trabajan en las fiscalías y que no hay un debido proceso, por lo que no se atienden las llamadas de emergencia de las agredidas”, declaró.

“Lituania” también externó que visibilizar, sensibilizar y concientizar a la sociedad sobre la violencia contra las mujeres y niñas “no basta”, porque en ocasiones esta violencia se replica incluso en las propias campañas de combate.

“La organización y el tejido de redes de apoyo entre mujeres es la forma en que podemos hacer frente a esta escalada de violencia”, agregó.

“Pensando en la violencia naturalizada, por ejemplo, plantear esto desde niñas nos ayudaría a no ‘aceptar’ conductas violentas por parte de nuestras parejas, saber que no somos responsables de que nos acosen o de que nos violen, reconocer el abuso y las agresiones sexuales, crear redes de apoyo, etcétera, todo desde pequeñas”, puntualizó.