Lunes 30.11.2020 - 02:12

“Sólo queremos ayudar, no que nos agradezcan”

“Sólo queremos ayudar, no que nos agradezcan”
Por:

Más de 12 horas duró el primer turno de Arturo Meza Mejía, y otros tres paramédicos más, en las labores de rescate del multifamiliar de la colonia Educación y Calzada de Tlalpan, que se vino abajo tras el terremoto de 7.1 grados.

El miércoles a mediodía se retiraron a descansar, sin embargo, ayer a primera hora se incorporaron al área de búsqueda de personas con vida en la zona habitacional afectada, donde sólo un edificio se vino abajo, pero el resto también corre riesgo.

Arturo comanda uno de los grupos que están sobre la calle Álvaro Gálvez y Fuentes en espera de brindar atención médica a las personas que pudieran encontrarse con vida, y por las que cientos de personas se han movilizado con picos, palas, rotomartillos y alimentos.

El paramédico, de 36 años, afirma que su segundo turno en el lugar no tiene horario ni fecha de terminación, tienen la disposición y el permiso de permanecer en el lugar hasta que concluya la búsqueda.

“No esperamos agradecimientos, sólo queremos la satisfacción de poder ayudar; no esperamos una remuneración económica ni un papel que nos agradezca”. Arturo Meza Mejía, Paramédico de Tepotzotlán

La cuadrilla conformada por cuatro personas se trasladó desde Tepotzotlán, Estado de México, para ayudar en las labores de rescate en la capital del país. Primero fueron canalizados al Colegio Enrique Rébsamen, sin embargo, la noche del martes fueron trasladados de emergencia a Tlalpan, zona en la que quedaron más de 20 personas bajo los escombros.

Desde que llegó a la ciudad, el grupo que lidera Arturo ha brindado atención prehospitalaria a cinco personas que han sido rescatadas de los escombros en ambos puntos.

Luego de ser estabilizadas, son otras unidades quienes hacen los traslados.

[caption id="attachment_639231" align="alignleft" width="1068"] Foto: Especial[/caption]

“Traemos dos unidades, una de terapia intensiva y una unidad sencilla, personal paramédico y operadores de ambulancia.

“No esperamos agradecimientos, sólo queremos la satisfacción de poder ayudar; no esperamos una remuneración económica ni un papel que nos agradezca, venimos a ayudar”, manifestó el paramédico en entrevista con La Razón.

Desde hace nueve años es rescatista, ha participado en la atención de personas heridas en accidentes viales, con complicaciones por enfermedad, pero es la primera vez en la que ha tenido que atender a una persona que logró salir con vida de los escombros, aunque afirma, es una labor para la que está preparado con los protocolos aprendidos en la Cruz Roja del Estado de México.

El Dato: Rescatistas en el multifamiliar. Todavía hay siete personas atrapadas con vida. El inmueble fue construido hace 65 años.

“Si es necesario retirar escombros lo vamos a hacer, lo que se necesite hacer vamos a participar, tenemos la capacitación. La gente a nuestro alrededor muchas veces no sabe cómo mover los escombros para no afectar al paciente, en ese momento participamos nosotros”, concluyó Arturo, que esperar relevar a otros colegas.