Querían "dejar sobre" sujetos que atacaron casa de Rivera y mataron a policía

Querían
Por:

Tras la balacera registrada ayer en la casa del arzobispo emérito de México, Norberto Rivera, las autoridades capitalinas descartaron un posible atentado contra el religioso y continúan las investigaciones para determinar la ruta que siguieron los atacantes.

De acuerdo con las primeras versiones, tres sujetos arribaron al domicilio, ubicado en la colonia Florida, de la alcaldía Álvaro Obregón; uno de ellos, vestido de militar, que preguntó por el excardernal y entregó un sobre para después retirarse.

Minutos después, alrededor de las 15:00 horas, los agresores regresaron a bordo de motocicletas y dispararon hacia el domicilio. Dos de ellos huyeron en los mismos vehículos, mientras el sujeto vestido de militar lo hizo en una camioneta verde.

El dato: 3 balazos recibió el escolta del excardenal

Otra versión apunta a que el hombre vestido de militar llegó a la vivienda, donde, al entregar el sobre, disparó a los custodios que resguardaban a Norberto Rivera. Por imágenes obtenidas de las cámaras del C-5, se cree que los implicados escaparon en dos camionetas, una color verde y otra blanca.

El saldo de este enfrentamiento fue un elemento de la Policía Bancaria muerto, quien fungía como escolta del arzobispo. El uniformado murió al recibir tres impactos de bala cuando abrió la puerta.

En el lugar de los hechos se encontraron 10 casquillos calibre 9 milímetros.

Al lugar llegó el secretario de Seguridad Pública capitalina, Raymundo Collins, quien, tras conversar con el religioso, aseguró que en ningún momento estuvo en peligro la vida de Rivera y descartó un posible atentado.

“No podemos decirlo, no fue un atentado. Ya estuve platicando con el cardenal, quien estaba en el fondo de su casa. No estuvo en riesgo; está impactado por la noticia y más por la persona que murió”, informó a medios.

Por su parte, Norberto Rivera aseguró desconocer la identidad de los agresores: “No tengo idea de quiénes son ni por qué hayan venido… Me di cuenta hasta después de que sucedió”.

La Arquidiócesis Primada de México lamentó los hechos y emitió un comunicado, en el que expresó su solidaridad con la familia del elemento fallecido.