Quien era Silvia Raquenel Villanueva

Mueren cinco personas tras carambola en el Circuito Exterior Mexiquense
Por:

Mónica Villanueva Guerrero/3.80.3.65

Nació en Monterrey, Nuevo León, el 26 de junio de 1954. Estudio y ejerció la licenciatura en Leyes.

Como funcionaria trabajo en la Procuraduría General de Justica del Estado de Nuevo León, actuario de una sala penal y secretaria en los juzgados familiares.

Más tarde comenzaría a litigar tomando casos de narcotraficantes.

Entre sus clientes había integrantes del grupo de Los Zetas y del cártel de Sinaloa. Se destacó por ser testigo protegido durante el caso que llevó a la captura del narcotraficante Juan García Abrego.

Villanueva llevaba el caso de Javier Herrera Valles, ex jefe de la Policía Federal Preventiva acusado de recibir pagos de narcotraficantes a cambio de protección. También era abogada de Jaime Valdez Martínez, ex integrante de la Agencia Federal de Investigación, indagado por la decapitación de una persona.

Sufrió cuatro atentados, incluyendo la instalación de un artefacto explosivo en su despacho, en 1998, que estalló sin dejar más que daños materiales. Nunca se supo quién fue el autor.

En el 2000, recibió dos balazos afuera del hotel Imperial en la Ciudad de México. Ese mismo año le dispararon en su despacho y recibió 13 impactos y logró sobrevivir. En el 2001, le dispararon al salir del edificio del Poder Judicial Federal en Monterrey.

El cantante Beto Quintanilla ha inmortalizado a la abogada en un narco-corrido donde cuenta algunos de los litigios en los que ha estado involucrada "La Abogada del narco".

mvg