Martes 29.09.2020 - 04:40

Realiza Sedena emotiva escenificación de la Batalla de Puebla

Este viernes no circulan vehículos con engomado azul
Por:

"Viva la Independencia" y "Viva México" fueron las exclamaciones finales de todos los militares que participaron en la escenificación - Foto: Notimex

Puebla.- Durante 45 minutos el Cerro de Guadalupe en esta ciudad se convirtió nuevamente en aquel campo de batalla del año 1862, en el cual el Ejército de Oriente comandado por el General Ignacio Zaragoza, repelió a las tropas francesas comandadas por el Conde de Lorencez.

Tres fueron los ataques que los 5 mil 368 invasores intentaron en contra de los fuertes de Loreto y Guadalupe el 5 de mayo, pero en todos ellos, resultaron repelidos por los 5 mil 434 soldados mexicanos, entre los que se encontraban zacapoaxtlas, elementos de la Guardia Nacional de Puebla, de los Rifleros de San Luis, del Ejercito Federal, entre otros.

"Las armas nacionales se han cubierto de gloria", son las palabras que empleó Zaragoza, para sellar en la historia la brillante estrategia militar de defensa, ejecutada por los generales Felope Berriozábal, Miguel Negrete Novoa, Francisco Lamadrid y Porfirio Díaz Mori.

A 149 años, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) logró escenificar la legendaria justa armada con la participación de más de dos mil militares, quienes se convirtieron en los soldados de ambos bandos confrontados, batiendose en el terreno del referido cerro, ahora perteneciente al campo de la 25 Zona Militar.

La tradición militar como siempre estuvo presente a través de la solemnidad de los soldados que participaron, el detalle en sus vestimentas que asemejaban a las utilizadas por los ejércitos de la época, o los cánticos de victoria y derrota entonados durante la representación.

Pero también destacó la tecnología, pues las más de 100 explosiones de que se efectuaron fueron controladas con secuencias computarizadas, mientras que numerosas cámaras digitales en el terreno pudieron registrar imágenes cercanas de la "justa armada".

En la tribuna de honor, donde se ubicó el Presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa y las autoridades federales y estatales que lo acompañaron, hubo monitores de plasma individuales y personalizados, en los cuales se recibieron en directo las imágenes recuperadas en el terreno.

Al finalizar la representación, y cuando se entonaba el Himno Nacional, cuatro aviones supersónicos F5 y ocho aeronaves tipo Pilatos, sorprendieron a los espectadores al realizar un sobrevuelo de baja altura, apenas unos metros por encima del Cerro de Guadalupe.

Rostros de emoción, acompañados de sonrisas, y exclamaciones de asombro, fueron el común denominador entre los asistentes ubicados en las tribunas que se colocaron en distintos puntos, incluyendo la del propio Presidente de la República, a quien se le pudo ver intercambiando puntos de vista con los secretarios de Defensa y Marina, Guillermo Galván y Mariano Saynez, respectivamente.

"Viva la Independencia" y "Viva México" fueron las exclamaciones finales de todos los militares que participaron en la escenificación, la cual volverá a realizarse el día de mañana, para el público en general.

jcp