Recomendación, sin rigor científico: Sedena

Arrestan a 23 por protestar contra Hollande
Por:
  • larazon

Por David Saúl Vela

david.vela.razon@gmail.com

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) consideró que la recomendación 36/2010, en torno a la muerte de los hermanos Martín y Brayan Almanza Salazar, de 9 y 5 años tiene inconsistencias, contradicciones y carece de rigor científico.

Las principales inconsistencias, según personal militar, son las declaraciones de los testigos que dieron versiones distintas sobre los hechos ocurridos en Ciudad Mier, Tamaulipas.

Una de esas contradicciones es que, de las actuaciones ministeriales, se desprende que los hechos en los que murieron los niños Martín y Bryan ocurrieron después de las 20:00 horas del 3 de abril de 2010.

No obstante, las declaraciones que familiares de los menores fallecidos rindieron ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señalan que el incidente se produjo entre las 18:30 y 19:00 horas de aquel día.

Otro elemento es que tres de las víctimas aseguraron que “al ver en el costado del camino a cuatro camionetas con militares, disminuyeron la velocidad y bajaron los vidrios de las portezuelas”.

Sin embargo, la dependencia federal señala que en las fotografías de la camioneta Tahoe, que obran en la averiguación previa del caso, “se demuestra que sólo la puerta del conductor llevaba el cristal abajo” durante el incidente.

Carlos Alfredo Rangel Delgado, quien viajaba con la familia Almanza Salazar, dijo que un soldado le apuntó a la cabeza, cortó cartucho y otro elemento del Ejército le dijo que lo matara.

La Sedena asegura, sin embargo, que Rangel Delgado dio otra versión ante la Procuraduría General de la República (PGR), en la que aseguró que después de que un soldado le apuntó con un arma perdió el conocimiento.

En sus conclusiones, la Secretaría de la Defensa Nacional refiere que las balas que mataron a los menores provinieron de un grupo de sicarios, algunos vestidos tipo militar, que se enfrentaban con un convoy del Ejército Mexicano, cuando la camioneta de la familia Almanza Salazar quedó en el fuego cruzado.