Reconoce PGJDF confusion en rescate de Coppel

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex en México

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) reconoció que no se sabe con certeza si el comandante José Antonio Moreno Sánchez, quien participó en el fallido operativo de rescate de Yolanda Cevallos Coppel, fue abatido por un plagiario o por un elemento de la policía.

En entrevista con Notimex, el jefe general de la Policía Judicial, Jesús Jiménez Granados, detalló que habrá que esperar el resultado de las distintas pruebas periciales practicadas en este caso para definir con precisión lo ocurrido.

"Será hasta que tengamos este cúmulo de periciales cuando

podremos certeramente concluir qué fue lo que pasó; muchos han pasado por alto que se hizo un fuego cruzado ahí, pero nosotros no podemos adelantar vísperas hasta no tener la contundencia de las pruebas", indicó.

Se espera, destacó, el resultado de balística con relación al

calibre de las balas disparadas a los agentes, para establecer si

provinieron de la AK.47 "cuerno de chivo" propiedad del líder de los

secuestradores, Armando Gutiérrez Solís, alias el "Iván", o de los

rifles R-15 de los efectivos judiciales.

En el caso del deceso del director general del Grupo Especial de

Reacción e Intervención (GERI), Julio Rincón Juárez, se sabe que la

bala provino del arma del delincuente, porque ésta "atravesó"

limpiamente a la altura de su frente.

"En el cuerpo del comandante Julio pues atravesó (la bala); en

el otro cuerpo (el de Moreno Sánchez) quedó tan deformada y

fragmentada que no se ha podido establecer esa circunstancia, por eso los peritos en balística tienen que intervenir y hacer su parte",

afirmó.

Desmintió que Moreno Sánchez haya recibido cuatro disparos, como

dio a conocer un medio de comunicación, y precisó que un solo disparo penetró la región lumbar derecha del occiso.

Jiménez Granados hizo énfasis en que no basta con una sola

prueba pericial para establecer de manera concluyente qué fue lo que

sucedió, pues es necesario analizar en conjunto los resultados de los

distintos peritajes practicados.

Los resultados de balística, explicó, se deberán ponderar con

los estudios de posición víctima-victimario, el de mecánica de

lesiones, entre otros, para obtener una conclusión que satisfaga las

"expectativas lógicas y jurídicas".

En caso de comprobarse que José Antonio Moreno Sánchez fue

abatido por el arma de un compañero, corresponderá a las áreas

"técnico jurídicas" de la Procuraduría capitalina definir las

responsabilidades correspondientes.

Jiménez Granados insistió en que hubo una preparación adecuada

del operativo que encabezó la Fuerza Antisecuestros (Fas) la noche

del 2 de julio, en la casa de seguridad ubicada en la delegación

Xochimilco, donde era retenida Cevallos Coppel.

El enfrentamiento se suscitó en el primer nivel de la vivienda,

detalló, cuando los agentes judiciales ingresaron y se acercaban a la

recámara donde estaba la víctima.

"Los compañeros iban bien, en columna, y a casi uno o dos metros

de la recámara donde Gutiérrez Solís se parapetó es donde los

sorprende con esta ráfaga, y es donde sucede el fuego cruzado",

relató.

El titular de la Policía Judicial descartó que Yolanda Cevallos

haya muerto por "balas perdidas" de los agentes judiciales, pues los

testimonios de las personas detenidas y los peritajes practicados

comprueban que fue el "Iván" quien le disparó en cuatro ocasiones,

antes de quitarse la vida.

Confirmó finalmente que las armas de todos los elementos que

participaron en el operativo, tanto del GERI como de la Fas, fueron

sometidas por protocolo a una revisión, para tener registro de cuáles

fueron accionadas y a cargo de qué agentes estaban.

jhm