Jueves 3.12.2020 - 11:13

Renace tras 26 horas bajo los escombros

Renace tras 26 horas bajo los escombros
Por:

Por unos segundos las manos de voluntarios y personal de rescate dejaron de cargar piedras y comenzaron a aplaudir. La ambulancia que trasladaba a José Luis Ponce de aproximadamente 64 años de edad se abrió paso entre una cadena humana que acordonaba la calle Sierravista en la colonia Lindavista, en la Gustavo A. Madero, con dirección al hospital Magdalena de las Salinas, donde será atendido.

Después de 26 horas bajo los escombros, con el cuerpo aprensado hasta el tórax entre un par de losas de su departamento, José Luis fue rescatado por integrantes de los Topos, Ejército, Marina, Policía Federal y bomberos, que utilizaron equipo de alta tecnología como sonógrafos, estetoscopios, mecanismos de detección de calor y binomios caninos, para lograr sacarlo.

El Dato: En la Gustavo A Madero fueron desalojados tres edificios que estaban en riesgo de colapso, varias bardas se derrumbaron.

“Afortunadamente los cuerpos de rescate lograron penetrar un par de lozas para rescatar a José Luis, que se encuentra consciente, sin laceraciones visibles, ni fracturas en las piernas”, aseguró Víctor Hugo Lobo, jefe delegacional de la Gustavo A. Madero.

“Gracias, me siento bien”, fueron las primeras palabras que José Luis dijo al sentirse afuera de los escombros. Aunque negó, moviendo la cabeza y con una eminente tristeza, haber tenido contacto con su hija, Marisol Souza, que quedó atrapada en el mismo departamento y quien es una de las cinco personas, que hasta el cierre de esta edición se encontraba desparecida.

“Las labores de rescate seguirán, ahora empezamos una nueva etapa ya que no tenemos sonidos claros de alguna persona con vida, vamos a entrar, ya con un equipo de maquinaria más intenso hasta que encontremos a las seis personas que aún se encuentran atrapadas”, añadió Víctor Hugo. Sobre la calle Sierravista se instalaron letreros que dicen: “Apoyo Psicológico”, uno de ellos fue pegado en un poste por los psicólogos Joanna Montserrat Sánchez y José Antonio Ramírez de la UNAM, para brindar atención a las personas afectadas y familiares de las víctimas.

[caption id="attachment_638823" align="alignleft" width="199"] Vista trasera del edificio; debajo quedaron atrapados autos y personas.Foto: Miguel J. Crespo[/caption]

“Hemos dado terapia de acompañamiento y contención emocional a varias personas, entre ellas a la prima de una de las personas sepultadas entre los escombros; entró en una crisis nerviosa severa, pero la logramos tranquilizar”, señaló José Antonio.

Obi wan y Anakin, un par de perros de rescate pastor belga malinois, fueron clave para encontrar a José Luis Ponce entre los escombros. “Su labor es la búsqueda de personas con vida atrapadas en las estructuras colapsadas”, dijo Rubén Hernández, entrenador de los caninos. “Su formación y entrenamiento se inicia desde el mes y medio de edad; es un trabajo diario con tu perro para enseñarlo a identificar olores”, agregó Rubén.

Maniobran para hallar sobreviviente

El edificio Coquimbo 911 constaba de siete pisos en los que vivían 27 personas.

El sismo zarandeó los edificios que lo flanquean, por lo que quedó comprimido en medio de los dos. Instantes después los tres primeros niveles se derrumbaron y el edificio colapsó en vertical.

Los rescatistas aseguraron que para buscar sobrevivientes se usaron sonógrafos, detectores de calor y perros “topo”.

Luego de la operación en la que fue hallado con vida José Luis Ponce, de aproximadamente 64 años, la delegación autorizó el ingreso de maquinaria de construcción, para acelerar las tareas de rescate.