Responde exjefe de Oficina de la Presidencia a Bartlett

Responde exjefe de Oficina de la Presidencia a Bartlett
Por:

José Córdoba Montoya, quien fue jefe de la Oficina de la Presidencia durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, entre 1988 y 1994, respondió al actual director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, que nunca participó en la asignación de contratos a empresas privadas mientras era funcionario.

“Nunca participé en la asignación de contratos de la CFE a empresas privadas mientras era funcionario, tampoco he tenido posteriormente ningún cargo de responsabilidad en una empresa eléctrica. Después de dejar el sector público me he dedicado en lo fundamental a dar clases de economía matemática y asesorías en diversas materias, sobre temas energéticos, pero también financieros y de estrategia corporativa”, señaló a través de un documento.

El exfuncionario afirmó que “no tenía responsabilidades ejecutivas en ningún ámbito del sector público”, incluyendo el sector eléctrico; asimismo, agregó que durante el periodo de sus funciones, se desempeñó con escrupuloso apego a la ley.

Lo anterior, luego de que el pasado 11 de febrero Manuel Bartlett, a quien le recordó que fueron parte del mismo gabinete, lanzara los señalamientos sobre la contribución de exfuncionarios para el desmantelamiento de la paraestatal y del sector energético.

“Nunca participé en la asignación de contratos de la CFE a empresas privadas, tampoco he tenido ningún cargo de responsabilidad en una empresa eléctrica”

José Córdoba Montoya

Exjefe de la Oficina de Presidencia

“Si bien en 1992 se reformó la Ley del Servidor Público de Energía Eléctrica para crear las figuras de autoabastecimiento y productor independiente, yo no participé en la elaboración de dicha iniciativa; tampoco creo que esa ley haya dañado por sí misma a la CFE”, señaló Córdoba Montoya en el escrito.

Dijo que no ha asesorado a ninguna empresa que haya firmado contratos con la CFE para vender energía eléctrica y transportar gas natural.

También consideró injusto que se le señale como “enemigo” de esa compañía y manifestó su respeto hacia los funcionarios públicos.

“Creo que es indebido e injusto estigmatizar a un exservidor público por el hecho de desempeñar de manera honesta actividades profesionales relacionadas con su formación académica”, sentenció.

El Dato: Su último cargo público fue como representante de México ante el Banco Interamericano de Desarrollo.