Viernes 10.07.2020 - 23:51

“Rezago en prepas porque no firmaban certificados”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

El director general del Instituto de Educación Media Superior (IEMS), Ulises Lara, descartó un mal panorama en cuanto a la eficiencia terminal en las preparatorias de ese organismo, pues ésta se incrementó en tres por ciento anual.

“No lo vi mal, yo llegué en marzo de este año y lo que me encontré es que había un retraso porque no había director para la firma de certificados, pero se subsanó de inmediato, era una presión que teníamos, entonces empecé a firmar los certificados”.

En entrevista con La Razón reconoció que se tiene una presión real por parte de las otras opciones educativas que se tienen en la ciudad. “Me refiero a la oportunidad de estar en la UNAM o en el Politécnico, y esto nos pasa a la mayoría de los otros sistemas que hay; entonces tenemos una parte importante de jóvenes que en los primeros años están pensando volver a hacer el examen para esos institutos”, dijo.

Sin embargo, detalló que cada vez más jóvenes consideran al IEMS como su primera opción, lo que les permite tener una mejor medición sobre los que desde un principio optaron por el instituto y que concluyeron: “Estamos hablando de más o menos de 35 a 40 por ciento, que es su primera opción, así que estamos en una situación que yo diría favorable”.

Por otra parte, Lara explicó que se encontró con el problema de los estudiantes con rezago. “Esto es, los jóvenes que han concluido más de 50 por ciento de sus materias y que no están concluyendo su bachillerato”, expresó.

Al respecto indicó que se prevé echar a andar una estrategia como el recursamiento o los exámenes extraordinarios.

¿Ahora no tienen esas opciones para evitar ese rezago? Sí, el sistema nos permite que los jóvenes puedan concluir hasta en cuatro años y medio su bachillerato. Una vez que ya no están en esta circunstancia, entran en una situación especial; hay jóvenes que terminaron más de la mitad de su bachillerato, concluyeron su periodo y no están regresando.

Lo que estamos buscando es el mecanismo para que se puedan incorporar de manera eficiente y concluyan; no le estamos regalando la calificación, sino estamos vinculando de la manera más eficiente su salida, como con seminarios, con estos recursamientos, que les permita concluir eficientemente.

Lo que yo me encontré, en resumen, es un segmento importante de alumnos que estaban por concluir y estamos haciendo que lo logren con un nivel de eficiencia comprobado.

Ésta es una buena opción, no tienen por qué pensar que tener el pase automático en la UNAM es mejor, porque hay casos de jóvenes que lo han intentado más de tres veces y no se quedan, y ya hubieran terminado su bachillerato.

¿Cómo convencer a los jóvenes de quedarse? Estamos trabajando en actividades extracurriculares, por medio de acuerdos con otras instancias, como el Instituto de Capacitación para el Trabajo, así como con acciones que le permitan al joven sentirse en confianza.

Yo estoy convencido de que no todos los jóvenes van a ser licenciados o ingenieros; no están pensando en continuar una carrera inmediatamente, creo que es completamente válido. Entonces

¿qué hacemos? Que el nivel de bachillerato sea una opción de vida, no una opción terminal, sino una opción que te permita incorporarte, de trabajar y hacer, promover y eventualmente aprender más.

¿El nivel de conocimiento cuando salen los alumnos sí es el adecuado para llegar a la universidad? Sí, la mayoría de nuestros jóvenes sabe problematizar, sabe utilizar la mayor parte de las herramientas de conocimientos, como tecnológicas, como de formación y agilidades. Tenemos jóvenes en la Ibero, en la UNAM.