Miércoles 25.11.2020 - 02:06

Robo, presunta causa de asesinato de misionera estadounidense

Robo, presunta causa de asesinato de misionera estadounidense
Por:

Tarjeta de orar del matrimonio de Sam y Nancy Davis, misioneros estadounidenses en México. Fueron atacados a balazos y ella murió. Foto: AP

MONTE ALTO, Texas — Una pareja de misioneros estadounidenses que fue atacada por hombres armados en México se topó con un retén ilegal en una zona peligrosa del país en la que se han registrado 40 robos de auto en los últimos dos meses, dijo el jueves un funcionario mexicano.

Los pistoleros abrieron fuego luego de que el conductor Sam Davis decidió no detenerse, dijo un funcionario de la procuraduría de justicia del estado de Tamaulipas, quien habló en condición de anonimato porque no está autorizado a discutir el caso.

La esposa de Davis, Nancy, fue herida en la cabeza por una bala que atravesó el cristal trasero de su camioneta tipo pickup, dijo el jueves el jefe de la policía de la ciudad fronteriza estadounidense de Pharr, Rubén Villescas.

Sam Davis dijo a investigadores que condujo a toda velocidad hacia la frontera, a 112 kilómetros (70 millas) de distancia, mientras su esposa sangraba en el asiento de al lado. Como había una larga fila de autos esperando entrar en Estados Unidos, decidió cruzar el puente internacional por el carril de sentido contrario.

Nancy Davis, de 59 años, fue llevada a un hospital de McAllen, donde se le declaró muerta a la 1:54 de la tarde.

Las autoridades dijeron que camionetas como la Chevrolet 2008 de los Davis son codiciadas por organizaciones criminales en México y que los daños observados sugieren que otro vehículo trató de forzarlos a salir del camino.

"Conducir este tipo de vehículo llama la atención", dijo el sargento de la policía de Pharr Ray Lara. "Suponemos que quizá no molestan a las personas de la iglesia, pero quieren esos vehículos".

Villescas dijo que planeaba hablar con investigadores mexicanos el jueves. Se negó a dar detalles sobre el paradero de Davis o de su iglesia, por la necesidad de protegerlo.

El hijo de la pareja, Joseph Davis, dijo el jueves a The Associated Press que sus padres conocían el riesgo de trabajar en ciertas partes de México, pero que estaban dedicados a su trabajo. Afirmó que sus padres habían sido perseguidos por hombres armados en el pasado.

"Sería más fácil" contar el número de veces que no fueron atacados durante sus recientes viajes a México, dijo Joseph Davis en su casa de Monte Alto. Sus padres comenzaron con su trabajo de misioneros en México en la década de 1970.

ams