Salud: servicios en los estados, “peor de lo que imaginábamos”

Salud: servicios en los estados, “peor de lo que imaginábamos”
Por:

Asa Christina Laurell, subsecretaria de Integración y Desarrollo del Sector Salud de la Secretaría de Salud (SSa), aseguró que los servicios de salubridad estatales están “peor de lo sospechado”, debido al manejo irracional de recursos y actos de corrupción, por lo que anunció una estrategia de rescate que requerirá un aumento presupuestal anual de 10 por ciento.

Esta situación se presenta sobre todo en Yucatán, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Tabasco, Quintana Roo y Campeche, cuyas clínicas enfrentan varios retos, como falta de instrumentos de trabajo, escasez de agua, insuficiencia de drenaje y suministro eléctrico, así como infraestructura deficiente, señaló en entrevista a La Razón.

¿Cuál es el principal reto en la Secretaría de Salud? Los estados son los que brindan los servicios y yo diría que es ahí donde tenemos los mayores problemas, en el sentido de que detectamos una situación mucho peor de lo que habíamos sospechado. Encontramos más de 300 obras de salud inconclusas, de las cuales 180 están suspendidas.

¿Qué harán para solucionar este conflicto? A raíz de eso, hemos levantado un censo en las unidades de salud; lo vamos a hacer en todo el país, pero hasta ahora lo hemos realizado en ocho estados del sureste, que son los prioritarios, y encontramos cosas muy complicadas. Le pongo un ejemplo: en Veracruz hallamos 43 centros que no tienen ni agua ni drenaje ni luz eléctrica; en Chiapas y en Oaxaca hay clínicas en donde no ha habido mantenimiento de instalaciones ni de equipo. También vimos que faltan cosas muy básicas; encontramos centros de salud que no tienen mobiliario, que no tienen una mesa de exploración, algunos que les falta el instrumental básico, como baumanómetros para medir la presión, estuches de diagnóstico; eso es lo mínimo necesario y no lo tienen.

¿Considera que la corrupción fue la principal generadora de que existan esas condiciones? Observamos un manejo presupuestal en el que hubo mucha corrupción, pero también se debe a la mala planeación. Tenemos obras paradas porque en muchas ocasiones hacen mal los proyectos; hemos encontrado obras que quieren hacer mucho más sofisticadas de lo que se requiere; hay clínicas de primera atención con equipo muy sofisticado, pero que no tienen lo básico; eso es un uso muy irracional de los recursos y como no nos sobran los recursos, lo que hay que hacer es una muy buena planeación.

"Estamos tratando de darle una nueva lógica a la atención. Si funcionan bien las clínicas y hospitales generales, podemos lograr que al tercer nivel no llegue más que uno o dos por ciento de los enfermos”

Asa Christina Laurell

Subsecretaria de Integración y Desarrollo del Sector Salud de la Secretaría de Salud

¿Cómo va el censo? ¿Ya saben cuántas clínicas van a intervenir y cuánto dinero se requiere? Debemos tener todo bien estudiado para evitar sobrecostos, tener un control para comprar a los precios que se debe y garantizar que no se adquieran cosas que no se necesitan. Estamos haciendo un trabajo de planeación muy amplio y en los ocho estados ya tenemos ese censo. Mi estimación es que vamos a necesitar un incremento presupuestal aproximado de 10 por ciento anual sobre el presupuesto de salud para población abierta; o sea, lo que le corresponde al ramo 12 y al ramo 33. En lo que respecta a las obras que vamos a rescatar son más de 300.

¿De dónde sacarían esos recursos? ¿La austeridad republicana lo permitiría? Estamos analizando cómo lo podremos costear; hemos tenido restricciones presupuestales para este año en todas las Secretarías y por eso es muy importante tener bien cuantificado lo que necesitamos para, en un momento dado, pedirlo a la Secretaría de Hacienda y así poner de pie los servicios de salud. Nuestro cálculo preliminar es que si le dejan a la Secretaría de Salud todos los ahorros que se pueden hacer a través de los programas de la austeridad republicana, se puede lograr.

¿Este trabajo qué garantizaría a los ciudadanos?, ¿cuál es el beneficio que se obtendrá tras dicha intervención? Lo que estamos fortaleciendo es el primer nivel de atención, que son los centros de salud y los hospitales comunitarios. Si lo logramos podremos resolver 85 por ciento de los problemas de la salud en México, con la prestación de servicios de calidad, la detección temprana de diferentes tipos de cáncer u otras enfermedades; podremos tener un modelo que evite que las personas tengan que llegar al tercer nivel de atención. Estamos tratando de darle una nueva lógica a la atención. Si funcionan bien las clínicas y hospitales generales, podemos lograr que al tercer nivel no lleguen más que uno o dos por ciento de los enfermos. En resumen, esperamos que con este trabajo la gente tenga un acceso efectivo y universal a los servicios de salud.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, la Secretaría de Salud obtuvo recursos por 124 mil 266 millones de pesos, por lo que, de conseguir el aumento de 10 por ciento (12 mil 426 millones), en 2020 alcanzaría un presupuesto de 136 mil 696 millones de pesos.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mexico/cndh-senala-a-pgr-por-negar-datos-sobre-tortura-en-caso-iguala/

http://www.3.80.3.65/mexico/clamor-y-llanto-ante-amlo-por-desaparecidos-y-ocho-estados-ni-siquiera-han-instalado-su-comision-de-busqueda/