Segob

Sánchez Cordero: Políticas de prevención del embarazo son prioridad en la 4T

En 2020 en México, cada día dan a luz más de mil niñas y adolescentes que equivalen a 380 mil al año

Condones, de lo más robado en farmacias
Por:
  • Jorge Butrón

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que la erradicación del embarazo adolescente es una prioridad para la política de población del gobierno de la Cuarta Transformación.

Durante la Vigésima Segunda Reunión Ordinaria del Grupo Interinstitucional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Gipea) que se llevó a cabo de manera virtual, la encargada de la política interior del país, señaló que en 2020 en México, cada día dan a luz más de mil niñas y adolescentes que equivalen a 380 mil al año.

Esta es una problemática de dimensiones globales y en un esfuerzo por erradicarla, se han establecido instrumentos internacionales que fomenten que las mujeres tengan el mismo derecho que los hombres, a decidir libre y responsablemente el número de sus hijos y el intervalo entre sus nacimientos y a tener acceso a la información a educación y a los medios que les permitan ejercer plenamente estos derechos

destacó.

Por esta razón, dijo la solución al problema requiere de una política integral de reeducación que también vaya encauzada para hombres y adolescentes en sus diferentes facetas de su vida. “En México continúa habiendo obstáculos, yo diría graves obstáculos, sociales, económicos y culturales que siguen perpetuando la brecha de desigualdad, e impidiendo, limitando el acceso a los derechos sexuales y reproductivos”.

Señaló que la violencia de género también afecta en el embarazo infantil, toda vez que provoca el aumento de casos de embarazo en las mujeres. De esta forma, deben existir acciones que concreten un cambio en la consciencia de la población. “No son un número estadístico, ni sujetos de tutela; son sujetos de derechos plenos y los debemos tratar como tales”.

Por esta razón dijo que la estrategia para 2021 debe tener la participación de los órdenes de gobierno y los adolescentes, con el objetivo de recabar sus experiencias y asegurarles un vida con responsabilidad sexual y políticas de prevención.