Se divide el PRI en Chiapas y exigen renuncia de dirigente

Se divide el PRI en Chiapas y  exigen renuncia de dirigente
Por:
  • nestor_jimenez

Un sector del PRI en Chipas inició un movimiento para pedir la salida de su presidente estatal, Roberto Albores Gleason, a quien reclaman se haya perpetrado en su cargo que debió dejar en agosto de 2015 y se mantenga como dirigente de cara al 2018, en el que señalan que buscará la candidatura a la gubernatura.

Albores respondió que la dirigencia nacional no ha emitido las directrices para la renovación, además de asegurar que no son priistas quienes piden su renuncia.

Esta semana, un grupo de casi 70 militantes reclamaron por medio de un desplegado que, bajo la dirigencia de Albores, el PRI ha perdido fuerza en los últimos procesos estatales.

La semana pasada, en rueda de prensa, el diputado local y exsecretario de organización de la Comité Ejecutivo Nacional (CEN) priista, Willy Ochoa, sostuvo que el dirigente estatal no puede ser juez y parte, y dijo que el PRI debe renovarse.

Aseguró que cuando él era secretario de organización del CEN, renunció a su cargo al darse cuenta que su ciclo había acabado, por lo que pidió a la dirigencia estatal hacer lo mismo y no esperar a que la dirigencia nacional emita un proceso para su renovación.

“Lo que ha estado sucediendo con el PRI refleja el sentimiento de los priistas a lo largo y ancho del estado: Hay verdades que no se pueden ocultar, la cuestión de que si firmaron unos u otro, sin dimes y diretes, con que haya firmado un solo militante, el militante más humilde del partido, con ello la dirigencia está obligada al diálogo, a la apertura y a la participación. No puede haber unidad si no hay inclusión” indicó.

Dijo que quienes están en la dirigencia estatal están obligados al diálogo y al consenso. Y “los que están buscando ser candidatos de gobernadores están doblemente obligados a eso”, además de confiar en que el comité Nacional tricolor pondrá especial atención en el caso chiapaneco.

Por su parte, Roberto Albores señaló a La Razón que no ha convocado a la renovación de la dirigencia estatal porque el CEN no ha establecido las directrices para ello, así como en diversas entidades donde también se ha retrasado los procesos internos priistas.

El legislador atribuyó el golpeteo en su contra a que “posiblemente es porque estén viendo algunas encuestas y les preocupe el posicionamiento que tenemos”, sin embargo, al preguntarle si buscará la candidatura a la gubernatura en 2018, dijo que por el momento sólo está concentrado en sus funciones como legislador y en preparar al partido para los comicios del próximo año.

Aseguró que quienes firmaron la carta en la que lo retan a un debate y le piden dejar su cargo, no son priistas y 24 de los firmantes pidieron una contrarréplica por usar de manera indebida su nombre.

Además sostuvo que varios de quienes suscribieron el documento, entre ellos Asunción Cirilo Hernández Santos, a quien le atribuyó dicha publicación, no es militante priista ni tiene residencia en Chiapas.

Mientras los inconformes aseguran que bajo la dirigencia de Albores Gleason el tricolor chiapaneco perdió el 60 por ciento de los municipios que gobierna, el legislador aseguró que cuando llegó a su cargo el Revolucionario Institucional gobernaba el 27 por ciento de las alcaldía, mientras que en el 2012 pasó al 46 por ciento y en el 2015 ganaron el 37 por ciento, es decir, aunque hubo un descenso con relación al 2012, aseguró que tiene un incremento en comparación a cuando recibió la

presidencia estatal.