Miércoles 30.09.2020 - 22:39

Se pretende evitar que regrese el viejo régimen: Jesús Ortega

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

El líder nacional del PRD, Jesús Ortega, respondió a las críticas hechas por la presidenta del PRI, Beatriz Paredes, y rechazó que se pretenda polarizar al país, sino evitar que regrese el viejo régimen declarado en cacicazgos locales.

Aseguró que México requiere un nuevo pacto social que deje de lado los intereses partidistas o de grupo y permita superar la vigencia de poderes fácticos que han favorecido la consolidación de una oligarquía económica y política.

En entrevista Ortega Martínez señaló que el país necesita además restituir su tejido social para permitir un desarrollo verdaderamente democrático, por medio del cual se supere la pobreza y se propicien niveles de bienestar y una vida digna para todos los mexicanos.

El dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) opinó que la oligarquía política está representada por los gobernadores de Puebla, Mario Marín; de Oaxaca, Ulises Ruiz; y de Veracruz, Fidel Herrera.

Por ello criticó a la presidenta nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Beatriz Paredes, quien en el marco de la reunión plenaria de su bancada en San Lázaro manifestó que las alianzas electorales que impulsan el PAN y el PRD "son coyunturales, averguenzan y sólo buscan dividir y emponzoñar" al país.

Al respecto el dirigente perredista señaló que la existencia de los nuevos jefes políticos trastoca los valores esenciales de una República democrática, y "el gran riesgo es que México pase del presidencialismo absoluto a un priismo reflejado y materializado en gobernantes con prácticas absolutistas".

Refirió que resulta grotesca la consideración de que los gobernadores de diversas entidades son la expresión de un nuevo federalismo, pues es evidente que "son la manifestación de regresiones autoritarias".

Aclaró que tampoco busca que haya un gobierno de derecha sino uno que recoja las inquietudes y los anhelos de cambio que plantea la gente en esos estados y en el país.

La lideresa priista, añadió, habla de defender las libertades de las minorías, pero olvida que su partido ha sido promotor de cambios para penalizar el aborto desde la concepción del embrión en 17 entidades del país.

Con respecto a los derechos de las personas con preferencias sexuales diferentes acusó que la táctica del PRI ha sido el silencio y aliarse a los sectores más reaccionarios y conservadores de algunas iglesias que pretenden regresar a los tiempos medievales.