Sin condiciones para reforma migratoria

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex en Guadalajara

El embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan, informó que la Reforma Migratoria Integral en el vecino país del norte podría presentarse entre noviembre de 2009 y marzo del 2010.

Al ofrecer una conferencia de prensa luego de la reunión entre los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama, el diplomático señaló que la reforma citada ocupa el tercer lugar entre las prioridades legislativas y el gobierno norteamericano.

Los mandatarios reconocieron que la posibilidad de que la migración ordenada, legal y segura se convierta en un elemento de competitividad para ambos países, si bien en Estados Unidos primero se presentarán las iniciativas de reforma en salud y energética.

Durante los 30 minutos que duró su encuentro en privado (en los otros 30 minutos participaron también funcionarios de ambas delegaciones) los mandatarios revisaron los resultados de la cooperación bilateral en combate al crimen organizado transnacional.

Al respecto se le preguntó al embajador si la percepción de los estadunidenses sobre las presuntas violaciones a derechos humanos por parte de militares había sido considerada en las conversaciones.

Al respecto, aclaró que solamente un senador de ese país ha manifestado dudas al respecto, mientras que toda la Cámara de Representantes y el resto del Senado de esa nación se encuentran satisfechos con la actuación de las autoridades mexicanas.

Los presidentes hablaron sobre el fortalecimiento de la infraestructura fronteriza y la forma de hacerla más productiva para apuntalar los intercambios económicos y de personas con la intención de mejorar la productividad de ambos países.

El embajador destacó que en su reunión los presidentes no abordaron el tema de Honduras, que será motivo de las discusiones trilaterales de este lunes.

Sin embargo, sí hablaron de la forma de fortalecer las economías de ambos países como una manera de hacer de la zona norteamericana un área competitiva con prosperidad y donde disminuyan las asimetrías económicas y sociales.

Los presidentes abordaron también el tema de la influenza A (H1N1), las innovadoras medidas de colaboración que ambos países establecieron para combatirla en primavera y cómo profundizarlas en otoño e invierno cuando seguramente reaparecerán, refirió Sarukhan.

Los dos países insistieron en que buscarán la forma de mantener un liderazgo importante en materia de energías limpias, no sólo por el interés ambiental que supone (incluyendo una buena presencia frente a la reunión de Copenhague a fin de año), sino también para elevar la competitividad.

Se abordó la forma en que México y Estados Unidos aprovecharán la nueva arquitectura mundial en materia de mecanismos económicos internacionales como el G-20, el G-8 y la APEC, para mejorar el bienestar de sus pueblos y la competitividad regional, indicó.