Telecom, clave para la relacion Cuba-EU

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos dependerá en gran medida de los avances tecnológicos que requiere la isla y la apertura para la inversión extranjera directa en el sector de telecomunicaciones, indicaron expertos internacionales.

Ayer, durante la clausura del Seminario Cuba, Estados Unidos y México, académicos coincidieron que en los 18 meses que quedan a la administración de Barack Obama para acercarse a la de Raúl Castro dará prioridad a dicho sector económico.

“Queda claro que la nueva administración se moverá en la línea económica y tecnológica pues el gobierno de Raúl Castro únicamente abrió la posibilidad de invertir en el sector de telecomunicaciones”, señaló Soraya Castro, del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, con sede en La Habana.

Tomando en cuenta que la banda ancha de la isla logra únicamente 2.3 megabits por segundo y que menos de tres por ciento de la población tiene Internet en casa, la oportunidad de mercado que tienen las empresas estadounidenses se ve con beneplácito, pero aún con desconfianza entre los cubanos.

“Si consideramos que esta industria puede entrar a la isla, lo único que se pondrá en riesgo son los terrenos donde están instaladas las fábricas propiedad del estado. Lo que en ellas halla es prácticamente chatarra, dijo Jorge Domínguez, de la Universidad de Harvard.

“Cuba no tiene la estructura arancelaria que tuvo México antes de 1987 (marco previo al Tratado de Libre Comercio de América del Norte), es más podría adherirse a él en su sector agrícola”, agregó.

El problema, coinciden ambos, no está en la bienvenida que da Cuba a la industria, sino en los sectores económicos de Estados Unidos que exigirán beneficiarse de las mismas ventajas que gozará el sector.

En diciembre pasado IDT Corp. anunció su entrada a Cuba con una tarifa de 83.3 centavos de dólar por minuto por una llamada de teléfono regular a Cuba y 76.8 centavos por minuto por una llamada a un teléfono celular que utilice su aplicación Boss Revolution.