Transcurre cumbre con tranquilidad y sin protestas en QRoo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Playa del Carmen, QRoo.- El operativo de seguridad para la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe ha dado resultado, ante la ausencia de grupos que regularmente se manifiestan en contra de los temas y acuerdos.

El encuentro, que reúne a jefes de Estado de países considerados en vías de desarrollo o de poder económico limitado y que aspiran a conformar un bloque común, se ha caracterizado por su tranquilidad.

En el aeropuerto local, el segundo más importante de México, el ritmo es normal, como Notimex constató esta tarde, y la presencia de elementos federales, como policías o soldados permanece, pero de manera discreta y destacada en sitios específicos.

En tanto, el operativo que impide el paso libre al interior del hotel Grand Velas, ubicado en la franja costera de la Riviera Maya, continúa con una presencia predominante de policías federales y menor de efectivos del Ejército Mexicano.

El Grand Velas, ubicado en plena carretera entre Cancún y esta ciudad, está cercado por vallas, patrullas y elementos federales que revisan a conciencia cada uno de los vehículos que ingresan a su interior, además de identificar a quienes en ellos viajan.

Solamente pueden ingresar huéspedes del hotel, comitivas y gente debidamente acreditada e identificada por el propio establecimiento y la autoridad, como representantes de medios internacionales que asisten a este encuentro.

A distancia discreta, según se observó, se encuentran soldados y vehículos artillados a manera de guardia y de apoyo.

Aún no se descarta la presencia de manifestaciones y opositores a este encuentro, por lo que la autoridad, aunque discreta en la aplicación de sus esquemas de seguridad, no se ha relajado, pues las restricciones, sobre todo a la entrada y alrededores del hotel, persisten para evitar un imprevisto.

Cabe recordar que Cancún registró en marzo de 2003 un suceso, durante la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC), cuando un activista agrícola sudcoreano se inmoló como parte de uno de esos grupos opositores que se manifestaron contra los países poderosos.

vms