Un abrazo y lagrimas tras “siete dias en el infierno”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Tomada de Twitter

Después de siete días de estar recluido en una prisión de máxima seguridad en Tepic junto a criminales de alta peligrosidad quedó en libertad Óscar Álvaro Montes de Oca, sociólogo del Estado de México, quien fue acusado la semana pasada de trasladar en su maleta 20 kilogramos de cocaína desde Argentina.

Al salir del Cefereso reconoció estar afectado física, psicológica y emocionalmente, al momento de relatar su suplicio.

“Lo que me mantuvo de pie fue un comentario de un compañero (recluso) que me dijo: ‘escuché a tu papá en la radio y allá afuera se están moviendo y a ti te van a sacar’... Tengo mucho coraje y enojo y tengo derecho a tenerlo y se trata de encaminarlo”, relató con la voz entrecortada en conferencia de prensa.

En un auditorio lleno por una multitud de amigos y familiares que incluso se raparon la cabeza en señal de solidaridad el joven de 23 años egresado de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), relató que tuvo que hacerse de amigos en el penal para sobrevivir.

“Es difícil vivir una de estas experiencias y de pronto estar aquí hablando de ellas cuando ayer (miércoles) estaba encerrado tras las rejas con todo tipo de criminales que se podrán imaginar, de los cuales tuve que hacerme amigo, encontrar el lado humano de cada uno de ellos para sobrevivir

Destacó que gran parte de él se quedó ahí adentro todavía, “eso será con el tiempo, pero estar aquí y verlos a todos ustedes es algo que me motiva no sólo a echarle ganas a mi vida, sino a comprometerme más socialmente con las personas que lo requieran.”.

El joven agradeció a sus amigos, compañeros y personal de la UAEM por su libertad, luego de que la Procuraduría General de la República se desistiera de ejercer acción penal en su contra.