Viernes 4.12.2020 - 11:04

UNAM reúne 100 toneladas de comida en menos de 48 horas

UNAM reúne 100 toneladas de comida en menos de 48 horas
Por:

Más de 100 toneladas entre comida y agua, así como material de construcción, recibió el centro de acopio instalado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para la población afectada tras el terremoto de 7.1 grados.

Entre gritos de goya, 30 brigadas que operan para recabar todos los víveres que llegan para los damnificados, como cuerpos de rescate de la Universidad, Cuerpo de Bomberos y Protección Civil, trabajan cargando y acomodando de caja en caja, de botella en botella entre módulos que los mismos estudiantes y voluntarios han ido instalando.

Entre las estaciones de acopio que hay en el suelo del Estadio Universitario, la mayoría de personas que se ha reunido para apoyar, no sobrepasa los 30 años y sin distinción entre estudiantes o no, la gente llega para apoyar aunque sepa que no dormirá o quizás no comerá.

El Dato: La cadena de cines Cinemex habilitó centros de acopio en sus sucursales de Parque Lindavista, Parque Delta...

Es el caso de Claudia Fernández, una estudiante de la facultad de Ingeniería de la UNAM, que vivió el temblor momentos antes de salir de su casa hacia la universidad, sin embargo, eso no frenó el ánimo para llegar hasta las instalaciones de C.U. y poder ayudar a sus compañeros, maestros o personas que lo necesitaran.

“Llegué poco después del temblor, mi familia no quería que fuera a la escuela, pero la gente necesitaba quién los ayudara, yo estoy completa, no me pasó nada, qué mejor manera de agradecerle a la vida que ayudar a los demás”, cuenta a La Razón la joven.

Desde que Claudia y sus compañeros supieron que había derrumbes en diferentes puntos de la Ciudad, llamaron a sus compañeros de Ingeniería Civil para que también se unieran al apoyo y que la gente que lo necesitó, pudiera recibir de forma inmediata la ayuda.

“Llegando, me puse a cargar, me duelen los brazos, pero en verdad, es la única forma que tengo de agradecerle a la vida que pude vivir para contarlo”. Claudia Fernández, Voluntaria

“Le llamamos a los de Civil, ellos saben más sobre las estructuras y eran más funcionales, nosotros nos movimos a la Roma, a Xochimilco, al Centro, para poder mover escombros, algo teníamos que hacer, y regresamos aquí al estadio hasta que los militares y los topos nos dijeron que ya no necesitaban ayuda, que ya sólo ocupábamos espacio”, asegura Fernández.

Cuando la estudiante de ingeniería regresó al centro de acopio, siguió cargando cajas, moviendo botellones de agua, incluso, llevando croquetas para perros y gatos hacia los módulos correspondientes. “Llegando, me puse a cargar, me duelen los brazos, pero en verdad, es la única forma que tengo de agradecerle a la vida que pude vivir para contarlo”, afirma la estudiante.

“Parecía que me había olvidado de mi familia, porque les llamé muchísimo después, bien preocupados porque también pensaban que me había pasado algo, pero espero que también mis acciones los hagan reflexionar y si ellos ya vivieron el del 85 y ahora éste, que salgan a ayudar, no nos quita nada, al contrario, podemos regresarle algo a la vida de lo mucho que nos da”, señala Fernández.

[caption id="attachment_638859" align="alignnone" width="1068"] Cientos de personas entregan donaciones en el Estadio Azteca, ayer.Foto: Fernando Nava[/caption]

Al ser cuestionada sobre las personas que se encontraban ayudando, Claudia sostuvo “muchos no nos conocemos, pero nos ayudamos”.

Otro de los estadios de fútbol que se encuentra en la Ciudad de México fue utilizado como centro de acopio para el apoyo a la población. Se trata del Estadio Azteca, donde actores, personas y camiones con ayuda han llegado desde la tarde de ayer, para recibir cerca de 100 toneladas de víveres que serán destinados a Morelos, Puebla y la Ciudad de México.

El Estadio, sin tanta seguridad, permitía la entrada a todo público, para llevar cualquier tipo de ayuda. Desde el Metro Taxqueña, hasta el mencionado lugar, hay vehículos sobre las avenidas que van recogiendo apoyo para la población a fin de llevarlos a los centros destinados.

PRI da acopio a autoridades para distribución

El PRI informó que el acopio de ayuda que se reciba en el Auditorio Plutarco Elías Calles para apoyar a los damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre serán entregados a la Coordinación Nacional de Protección Civil del gobierno Federal y a la Secretaría de Marina para que se distribuya sin intermediarios partidarios.

En un comunicado, detalló que su centro de acopio fue abierto en apoyo a Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala, así como a los rescatistas que participan activamente en las tareas de salvamento.

El acopio será entregado directamente al DIF Nacional para que lo entregue a los damnificados que están en los albergues; a la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno Federal para que lo distribuya entre los cuerpos de rescate; y a la Secretaría de Marina en sus bases establecidas en los territorios afectados.

Estas instituciones harán llegar los apoyos donados por la sociedad civil, así como de los simpatizantes y militantes priistas, sin intermediarios partidarios.

El Centro de Acopio fue instalado en el Auditorio Plutarco Elías Calles, cuyo acceso se encuentra en la calle Luis Donaldo Colosio casi esquina con Jesús García, en la colonia Buenavista de la delegación Cuauhtémoc, el cual estará abierto las 24 horas del día.

Lo que se necesita

Los centros de acopio solicitan las donaciones de implementos como:

Agua embotellada en garrafones, azúcar, sal, café soluble, atún enlatado, arroz, frijoles enlatados, pasta para sopa, leche en polvo, fórmula láctea para bebés, entre otros alimentos no perecederos.

Para mantener los albergues limpios, puede ayudar con la donación de escobas, trapeadores, cubetas, bolsas de plástico, baterías y lámparas de mano.

También puede entregar a los rescatistas algunos medicamentos como suero, paracetamol, antibiótico de amplio espectro, vendas, alcohol, agua oxigenada, algodón, gasas, ibuprofeno y aspirina.

La Cruz Roja Mexicana solicitó ayer donaciones de guantes desechables, electrodos, llave de tres vías, jeringas de 5 y 10 ml, cepillos quirúrgicos, tela adhesiva, micropore y bultos quirúrgicos.