Metas incumplidas, mal almacenamiento… entre inconsistencias

Vacunación 2019 tuvo metas incumplidas, señala ASF

La ASF encontró que las cámaras de frío del país no tienen licencia de Cofepris, están sin mantenimiento o no sirven; de las más de 66 millones de dosis, sólo se aplicaron 48 millones

sarampión
Durante 2019 el Programa Nacional de vacunación tuvo metas incumplidas y una red de frío insuficiente, detectó la ASF.Foto: Cuartoscuro.
Por:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó metas incumplidas, una red de frío insuficiente, falta de coordinación y capacitación del personal en el Programa Nacional de Vacunación 2019 coordinado por el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia).

Entre las inconsistencias detectadas en la Vacunación en el informe de la Cuenta Pública 2019 está que la red de frío disponible “no se encontró en buenas condiciones de funcionamiento, a fin de contribuir a la adecuada conservación, almacenamiento y traslado de los productos biológicos del programa”.

A nivel nacional hay 365 cámaras de frío disponibles de las cuales 319 no contaban con licencia sanitaria de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); 98 no servían; 118 no tenían mantenimiento preventivo y 133 no tenían una planta de emergencia, detectó la ASF.

En cuanto a los 3 mil 307 congeladores dispuestos para la vacunación nacional 246 no funcionaban y 920 no tenían un plan de mantenimiento preventivo. De 652 vehículos 101 estaban fuera de servicio, mientras que el órgano no proporcionó datos sobre los 75 mil 911 termos a su disposición.

En total, se emitieron 52 recomendaciones de desempeño, además durante el transcurso de la auditoría por la ASF se se solicitaron oficios para la intervención del Órgano Interno de Control y de las autoridades recaudatorias con motivo de tres irregularidades detectadas.

En 2019 la Censia estaba a cargo de Miriam Verás Godoy, quien presentó su renuncia el pasado 17 de enero, casi un mes después del arranque de la vacunación contra Covid-19.

El órgano adscrito a la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, que encabeza Hugo López-Gatell, ejerció 3 millones 934 mil 001 pesos, un 78.4 por ciento más de lo asignado originalmente. De este monto, 2 millones 359 mil 314 se destinaron al plan de vacunación.

Sin embargo, en el informe de la Cuenta Pública 2019 la ASF advirtió que el órgano no pudo acreditar si estas modificaciones al presupuesto contribuyeron a los objetivos y metas del plan de vacunación.

Gráfico

Metas de vacunación sin cumplir en 2019

En 2019 la meta de vacunación era inocular a 66 millones 812 mil 927 personas de la población prioritaria como menores de ocho años y adultos mayores. Sin embargo, sólo se distribuyeron 62 millones 136 mil 840 y de éstas se aplicaron 48 millones 104 mil 904 dosis.

Tampoco sustentó los procesos de adquisición del biológico con base en la programación para garantizar la disponibilidad suficiente, oportuna y de calidad del producto.

La ASF determinó que no se proporcionó información suficiente para evaluar los resultados de la inmunización contra tuberculosis, difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, influenza, hepatitis B, rotavirus, neumonía, sarampión, rubéola, parotiditis, influenza y Virus Papiloma Humano,establecidas en el Programa de Vacunación para ese año.

Fallas en capacitación de personal y seguimiento por reacciones adversas en vacunación 2019

También señaló la falta de un mecanismo para dar seguimiento a las reacciones adversas o Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (ESAVI) cuyo responsable es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“No se identificaron atribuciones, ni mecanismos de coordinación específicos para las actividades de control sanitario de los insumos para la autorización de vacunas, ni de la farmacovigilancia (...) lo que pudo haber incidido en la calidad de las vacunas aplicadas a la población”, indicó la ASF.

La capacitación del personal que participó en el plan de vacunación también fue insuficiente, ya que sólo 4.1 por ciento de 184 mil 827 personas recibieron cursos en relación a las jornadas, equivalente a 7 mil 650 trabajadores. Además el Censia no acreditó la participación del personal del ISSSTE, Semar, Pemex, DIF ni hospitales privados.

El Censia declaró que no contaba con una base de datos sobre la infraestructura disponible para el plan de la inmunización, por lo que no se consideró este rubro en el ejercicio de la planificación de recursos.