• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
“INE puede aguantar un tiempo sin consejeros”: Cordova
El consejero presidente, en una foto de archivo. Foto: Cuartoscuro

Luego de que la Cámara de Diputados determinara aplazar la elección de cuatro consejeros presidentes del Instituto Nacional Electoral (INE), debido a la contingencia sanitaria en el país, el consejero presidente de ese instituto, Lorenzo Córdova, afirmó que se puede trabajar al ajustar los procedimientos, basándose en las experiencias previas que tuvo en el extinto Instituto Federal Electoral (IFE).

¿La renovación de cuatro consejeros tendrá implicaciones en la actuación del Consejo General del INE? La renovación de manera escalonada del Consejo General es un proceso previsto en la Constitución y que forma parte de nuestra institucionalidad. En 2014 se designaron 11 consejeros para tres periodos distintos: tres consejeros para tres años, cuyos relevos fueron hechos en 2017; cuatro consejeros para seis años, que son quienes concluyen su periodo el próximo 3 de abril, y cuatro más para nueve años, quienes habremos de concluir en 2023. De manera que, al ser un proceso previsto  desde la fundación misma del instituto, y ensayado ya en 2017, no tendría por qué alterar el funcionamiento del INE.    

Te puede interesar: Estiman que epidemia pueda durar hasta septiembre y tenga pico en agosto

¿Qué tan larga puede ser la curva de aprendizaje? Los nuevos integrantes del Consejo General tendrán una natural curva de aprendizaje, como cualquiera que se incorpora a un órgano colegiado; pero justamente la disposición constitucional de relevos escalonados tiene como objetivo no interrumpir la marcha del instituto. Confío en que las y los nuevos colegas en el Consejo General cumplan el perfil establecido en las leyes y los requisitos de experiencia y trayectoria.

La Cámara de Diputados aplazó el nombramiento por la contingencia. ¿Esto paraliza los trabajos en el INE? En caso de que no existan condiciones para reanudar las labores legislativas, y que el nombramiento no pueda realizarse antes del 3 de abril, entraremos a un escenario de Consejo General incompleto, con siete de los 11 integrantes. Existen experiencias previas de funcionamiento, no del INE, pero sí del IFE. Si no se prolonga esta situación, podemos trabajar ajustando ciertos procesos e intensificando la labor de los consejeros que se quedan; por ejemplo, integrando más comisiones, pero no puede ser una situación que se prolongue indefinidamente.

“Hoy en día hay mucha más conciencia pública de la importancia de mantener al INE como una institución autónoma y sólida, desde el punto de vista institucional y presupuestal”

¿Está garantizada la imparcialidad de los nuevos consejeros? Sí, en la medida en la que en el nombramiento en la Cámara de Diputados cumpla con lo que establecen la Constitución y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales —en cuanto a transparencia, autonomía, imparcialidad, independencia, máxima publicidad y objetividad—.

¿En qué basaría ese criterio? La Cámara baja emitió una convocatoria apegada a lo que señalan las leyes, que además fue aprobada con el consenso de todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso; ése fue un muy buen inicio del proceso de designación, y me parece que de forma general se han venido cumpliendo las diversas etapas previstas en dicha convocatoria de manera adecuada.

¿Cómo evitar la mano negra en estas designaciones de consejeros? En esta designación se requiere que prevalezca el consenso de todos. Los grupos parlamentarios deben esforzarse por hacer cuatro nombramientos avalados por todas las fuerzas políticas.

¿Mantiene su advertencia de amenazas a la autonomía del INE? Algunas de las iniciativas que legisladores de Morena han propuesto en el Congreso, y que eventualmente podrían debilitar al órgano electoral o aminorar su autonomía, siguen ahí, pendientes de ser procesadas en comisiones. Pero creo que hoy en día hay mucha más conciencia pública de la importancia de mantener al INE como una institución autónoma, independiente del Gobierno, y sólida desde el punto de vista institucional y presupuestal.

¿Al consejero presidente hay algo que le quite el sueño? Porque hay iniciativas que piden su salida. Afortunadamente, el día que se hizo pública esa iniciativa de un diputado de Morena (Sergio Gutiérrez Luna) que pretendía recortar el periodo para el que fue electo el presidente del INE, lo único que ocurrió fue que se despertó una gran ola de solidaridad, tanto de legisladores, dirigentes y funcionarios de la oposición, como de algunos del propio partido Morena y del Gobierno federal; por no hablar del respaldo social de defensa de la autonomía del INE.

¿Cuáles son los principales retos que enfrentará el INE? En el plazo inmediato, las elecciones locales de junio en Coahuila e Hidalgo, ahora con tiempos apretados y ajustes en procedimientos ordinarios, derivados de la contingencia sanitaria. En el corto plazo, la eventual aprobación de registros de nuevos partidos políticos en junio. Y, en el mediano plazo, las elecciones federales de 2021, que serán concurrentes con elecciones locales en las 32 entidades del país; entre ellas, 15 elecciones de gobernador.