Migrantes

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Migrantes centroamericanos que tratan de llegar a EU y no lo consiguen han optado por quedarse en México. No quieren que de regreso en sus casas vecinos y amigos los vean como fracasados y en algunos casos incluso lesionados.

Aquellos que cayeron o fueron aventados de La Bestia, la cual no ha dejado de tener vigencia como medio de transporte hacia EU, pudieron haber sido asaltados, ultrajados, secuestrados o violados. Los migrantes deciden quedarse donde puedan porque si algo no quieren es volver a sus países de origen.

Hay casos en que quedan lisiados y psicológicamente afectados. Determinan que lo mejor es que sus familiares crean que pudieron llegar a EU, con lo que se quedan con la idea y la esperanza de que estén bien y que algún día les mandarán dinero, y quizá hasta con la expectativa de que después los puedan alcanzar en el “otro lado”.

Algunos de ellos se quedan a trabajar en casas de migrantes en México y en pequeños hospitales sin que en sus hogares de origen se vuelva a saber algo de ellos. Optan por perderse y distanciarse de sus familias para hacer trabajo social y comprometerse con quienes viven situaciones similares.

Ésta es la única salida que encuentran en sus vidas en medio de sus frustraciones y sus tragedias. No hay manera precisa de tener un censo del número de migrantes ni de lo que sucede en sus vidas a partir de que son deportados.

Lo que cada día queda más claro es que las deportaciones de migrantes son cada vez mayores y las redadas tienden a ser violentas. Las expulsiones que se han hecho durante la gestión de Barack Obama son por mucho más de las que se hicieron en los ocho años de George Bush.

Es una de las razones por las cuales la migración mexicana hacia EU ha disminuido de manera significativa. Las redadas y los innumerables problemas que se enfrentan al cruzar el país con rumbo a la “línea” se han vuelto otro muy importante factor para desalentar la migración. No está entre los motivos el que la economía mexicana esté mejorando para convertirse en una opción para quedarse en nuestro territorio.

La migración está cambiando y tarde que temprano encontrará nuevos caminos para intensificarse. Por lo pronto hay un asunto serio que se ha olvidado y se pasa de largo: no sabemos qué ocurre con los migrantes que son deportados, parece que no importan.

 RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

Más licitaciones de estaciones de radio no significan pluralidad. Se puede concentrar aún más la estructura actual. Se tiene que alentar la participación de grupos locales: Clara Luz Álvarez, investigadora SIN.

solorzano52mx@yahoo.com.mx
Twitter:
@JavierSolorzano

Javier Solórzano Zinser
Javier Solórzano Zinser

Latest posts by Javier Solórzano Zinser (see all)