El candidato electo del PRI a la Jefatura de Gobierno, Mikel Arriola, aseguró que “está dispuesto a aguantar vara” ante los cuestionamientos por su postura de llevar a consulta temas como el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo, el aborto y el consumo lúdico de mariguana.

“No fue un tropezón y voy a aguantar vara, porque los electores tienen derecho a saber la postura de cada candidato en estos temas, por lo que reto a las precandidatas de Morena y PRD a que hagan públicas sus posturas sobre el consumo de mariguana y la adopción de niños por parejas del mismo sexo”, indicó el aspirante.

Aclaró que no se trata de atacar a nadie, poero que el eje de su campaña es la familia tradicional y la protección de sus valores.

“Nosotros no estamos atacando a nadie, yo señalé una postura personal. No vamos en contra de nadie porque es una ciudad de libertades y moderna; sin embargo, tengo como eje de campaña la familia tradicional y el fomento de los valores y eso lo tienen que saber los ciudadanos”, abundó.

En un recorrido por los pasillos del mercado Olivar de los Padres, en la delegación Álvaro Obregón, aseguró que la legalización de la mariguana es un tema que se tiene que dialogar, porque aunque él no está a favor de ello, y es una situación que no debe generar problemas en las familias.

Aseguró que durante la intercampaña realizará recorridos para escuchar a los vecinos, para, en un futuro, hacer las propuestas adecuadas para la ciudad. Recordó que en este periodo sí puede sostener reuniones privadas con los habitantes y entrevistas con los medios, pero sin llamar al voto.