Mono capuchino sube de peso y ya hasta tiene “novia”

El ejemplar se encuentra en el Zoológico de Chapultepec; fue capturado después de ser visto entre los árboles de Paseo de la Reforma

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
mono capuchino
Foto: Especial Sedema

El mono capuchino que fue capturado en días pasados luego de que se fugara en marzo pasado generando expectación en la Ciudad de México, se encuentra en excelentes condiciones, ha subido más de medio kilo en peso y ahora, convive con una hembra de su misma especie en las instalaciones del Zoológico de Chapultepec.

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México informó que el primate de la especie “Cebus capucinus” se encuentra bien atendido en el Zoológico.

Recordó que el mono ingresó con una condición corporal muy baja, deshidratado, con una fractura del canino inferior derecho y un corte en piel, en la zona de la articulación femoro tibio patelar derecha.

Además, el ejemplar presentaba parásitos intestinales y en el examen de orina mostró glucosuria, que en ese momento se asoció a la dieta alta en azucares que había estado consumiendo los días previos a su rescate, debido a que comía frutas, galletas y pan.

Foto: Especial

Por fortuna, y de acuerdo con análisis realizados recientemente por los especialistas del Zoológico de Chapultepec, los exámenes de orina más reciente muestran valores que paulatinamente se han ido normalizando.

Además, al momento de su captura se observó una claudicación (dificultad para caminar) en la pata trasera derecha, pero su funcionalidad ha progresado favorablemente y su movilidad ya es normal.

En lo que respecta a la lesión en la encía por la fractura del diente cicatrizó sin complicaciones y se implementó un calendario de desparasitación, por lo que los exámenes coproparasitoscópicos de control ya son negativos.

La Sedema agregó que la dieta ofrecida al mono por los especialistas consiste en alimento especial, que incluye: huevo cocido, apio, lechuga, ejote, chayote cocido y manzana. Esto ha ayudado a que gane peso.

El mono capuchino se encuentra clínicamente sano y se continuará con su monitoreo, que incluye pesajes periódicos y exámenes de laboratorio, concluyó la Sedema.