• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Sede de Moody´s en Nueva York. Foto: Especial
Sede de Moody´s en Nueva York. Foto: Especial

Petróleos Mexicanos (Pemex) sí está en riesgo crediticio para 2019 debido a las posibles modificaciones que haga el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador a la Reforma Energética, lo que afectará principalmente al sector de gas y petróleo, alertó la calificadora Moody’s Investors Service.

“Los límites al precio de los combustibles, la necesidad de construir refinerías o modernizar las existentes, así como retrasos en las subastas de petróleo y gas con inversionistas extranjeros, pudieran interrumpir el negocio de la compañía”, explicó Sandra Beltrán, analista de Moody’s.

Insistió que los cambos en las políticas energéticas del país elevan los riesgos para la industria del petróleo y del gas, al mismo tiempo que mientras persista la incertidumbre en torno a las políticas de la nueva administración en general y se encuentren en proceso las negociaciones del TLCAN, los mercados financieros seguirán siendo vulnerables a periodos de mayor volatilidad.

“Durante el primer año del gobierno de López Obrador esperamos cierta inercia en las políticas, especialmente con respecto a la administración fiscal, dado que la administración saliente está preparando el borrador del presupuesto 2019.

“Debido a que el desempeño económico de México ha mostrado resiliencia ante la constante incertidumbre, más recientemente relacionada con el TLCAN, esperamos ver un crecimiento estable del PIB de un dígito en 2018 y 2019, y no esperamos que el déficit fiscal incremente significativamente el próximo año”, precisó Beltrán.

Mientras tanto, advierte que la administración de López Obrador probablemente cambie el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México hacia el sector privado en lugar de cancelarlo.

Gráfico: La Razón de México

La consultora tampoco ve factible que cambie la actual política de vivienda de manera significativa, mientras que los desarrolladores construirán vivienda de mayor costo y márgenes más altos.

Sin embargo, planteó que la calidad crediticia de los corporativos mexicanos se mantendrá estable para la mayoría de los sectores industriales hacia mediados de 2019.

En cuanto al sector minero, Fresnillo e Industrias Peñoles mantendrán perfiles crediticios sólidos, a pesar de la mayor inversión de capital.

Por otro lado, los proveedores de auto partes mexicanos, Nemak y Rassini Automotriz enfrentan un bajo riesgo de cambios en la política comercial México-Estados Unidos, aun si Estados Unidos impusiera un arancel de 25 por ciento a los vehículos importados.

Ambas compañías tienen instalaciones productivas en Estados Unidos y son el único proveedor de ciertas partes. En cuanto al sector manufacturero, Elementia y otras firmas que se encuentran más expuestas al mercado local, se beneficiarán de un entorno de consumo saludable y del incremento en las remesas.

La recuperación de la confianza del consumidor también ayudará a los productores de alimentos como Grupo Bimbo y Sigma Alimentos, que se beneficiarán de compras financiadas con deuda.

  • El Dato: Analistas creen que AMLO cambiará el proyecto del NAIM hacia el sector privado.
Compartir