Morelos, el caudillo que imaginó a México como Nación

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

José María Morelos y Pavón comenzó sus estudios a una edad tardía, 25 años, antes tuvo que dedicarse a mantener a la familia de su madre porque su padre migró al norte del país. Fue tenedor de libros de una hacienda, y más tarde se convirtió en “un gran estratega militar y el mejor discípulo de Miguel Hidalgo”, así lo recuerda Patricia Galeana, directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM).

A doscientos años de su fusilamiento en Ecatepec, Estado de México, el 22 de diciembre de 1815, tras una serie de derrotas, la también historiadora destaca, en entrevista con La Razón, que junto con su maestro, Miguel Hidalgo, fue un hombre que se adelantó a su época, al reiterar la abolición de la esclavitud y acabar con los distingos racistas. “‘Que no distinga a una persona de otra más que su vicio o su virtud’ —decía el prócer—, estas fueron sus ideas centrales, continuando con los pasos de Miguel Hidalgo”, señala la especialista.

Y es que Morelos y Pavón sentó las bases de la primera Constitución, en uno de los textos políticos más importantes en la historia del país, Sentimientos de la Nación, el cual expuso el 14 de septiembre de 1813, en Chilpancingo, Guerrero.

Sobre este documento Patricia Galeana subraya que en éste retoma las ideas de Hidalgo al declarar la Independencia absoluta de América, la división de poderes y los principios de soberanía nacional y popular. Hasta ese momento la Constitución de Cádiz contemplaba la esclavitud.

“En este texto hay dos puntos que me parecen centrales, uno es que él mismo establece que no debe haber coacción civil para el cobro de obvenciones parroquiales, un tema muy importante que después van a defender los liberales en el siglo XIX. Su sentimiento 12, es fundamental, porque tiene una vigencia en nuestro tiempo y deberíamos tenerlo presente siempre en nuestro quehacer cuando dice que toda ley es superior al hombre y que las leyes que dicte el Congreso deben ser tales que obliguen a la circunstancia y el patriotismo y moderen la opulencia y la indigencia”, expresa.

Morelos, quien a diferencia de Hidalgo —a quienes historiadores conservadores no ven con buenos ojos por haberse enfrentado a la Inquisión— ha sido un caudillo muy reconocido en la historia de México. Destacó por la lucha militar que inició desde Carácuaro, Charo, Tectpan, Zitácuaro, Acapulco, Tenancigo, Cuautla, hasta Uruapan y Apaxtla, entre otros, organizando y construyendo un cuerpo de tropas entrenado y armado.

Sin embargo, cuidar a los miembros del gobierno recién fundado y las intrigas dentro del ejército insurgente dieron lugar a su derrota. Ignacio López Rayón fue el principal rival de Morelos, por eso cuando tuvo su primer fracaso, en 1813, en el puerto de Acapulco, complotó para que el generalísimo fuera destituido.

López Rayón desconfiaba de Morelos y las diferencias entre ambos eran conocidas dentro del ejército.

Después de que el ejército de Morelos, de aproximadamente 20 mil hombres, fue vencido en Las Lomas de Santa María, el Congreso disgustado con el generalísimo tomó su cargo el poder ejecutivo.

Aunque su habilidad como estratega política ha sido retomada en recientes estudios, la directora del INEHRM, Patricia Galeana, menciona que una de las etapas que poco se abordan es su infancia y su primera juventud, por ello, adelanta, que el instituto junto con otros organismos publicará el próximo mes de enero su tesis de bachiller en artes por la Real y Pontificia Universidad de México.

Se trata de un documento teológico que fue traducido del latín al español. La edición estará a cargo del doctor en Historia, Héctor Cuauhtémoc
Hernández Silva.

“La aportación de este libro es que se podrá conocer una fase poco conocida de Morelos”, señala Galeana.

Este año, cuando se cumplen también 250 años del nacimiento del llamado Siervo de la Nación, en Morelia, Michoacán, será homenajeado hoy con el izamiento de la Bandera Nacional en la Plaza Morelos. Se contempla que representantes del gobierno local depositen una ofrenda floral y monten una Guardia de Honor en la casa de Sitio, para luego, trasladarse ala Casa Natal, donde se realizará una sesión solemne de Cabildo.

Así cierra un año en el que los reconocimientos, homenajes, edición de libros y exposiciones fueron dedicadas al caudillo que imaginó a México como Nación.

[Click para ampliar

->http://www.razon.com.mx/IMG/mk/infoLR/morelos.jpg]