• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Morena

Morena ha perdido 19 diputaciones plurinominales en siete entidades, donde, bajo el argumento de garantizar que no haya sobrerrepresentación, los tribunales de Oaxaca, Estado de México, Guerrero, Campeche, Chihuahua, Baja California Sur, y Nuevo León, decidieron quitarle curules al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para entregárselos a otras fuerzas políticas.

  • El dato: La Sala Regional Ciudad de México del TEPJF, determinó, en su sesión de ayer, devolver a Morena dos diputaciones plurinominales que le habían retirado en Guerrero.

Lo anterior, se deriva de una serie de impugnaciones presentadas por diferentes partidos políticos, quienes acusan que, tras la avasalladora victoria de Morena, no se garantiza el principio de proporcionalidad, el cual busca que haya un balance entre las fuerzas políticas.

El caso más notorio es el de Oaxaca, donde, de las 40 diputaciones del Congreso local, Morena ocupaba 20 curules. Por ello, el Instituto Electoral de Participación Ciudadana del estado determinó retirarle 7 plurinominales y reasignarlas, 3 al PRI, 1 al PAN, 1 al PRD, 1 al PVEM, y 1 a Nueva Alianza.

En el Estado de México pasó lo mismo, el Instituto Electoral local, retiró 6 diputaciones plurinominales a Morena. Pese a la reasignación, el partido sigue siendo primera fuerza, pues considerando los triunfos de mayoría relativa y la asignación por el principio de representación proporcional, el Congreso del Edomex para el periodo 2018-2021, queda de la siguiente forma: Morena, 25 diputados, PRI, 12; PT, 11; PAN, 10; PRD, 4; PVEM, 3.

Para evitar la sobrerrepresentación de Morena en los congresos locales, el Tribunal Electoral en Nuevo León le quitó a Morena 2 diputados, igual que en Campeche, y uno en Baja California Sur.

En Guerrero también perdió dos curules, pero el Tribunal Electoral federal se las restituyó anoche.

Por otra parte, Jean Paul Huber-Olea, catedrático de la UNAM, aseveró a La Razón que la decisión que los tribunales han tomado es acertada, pues de no hacerlo se corre el riesgo de que haya ingobernabilidad: “cuando hay una sobrerrepresentación lo que uno tiene es la mayoría artificial de un partido político, y entonces eso tiene un gran riesgo”, si no apoya al gobernador estatal.