Muere Basi, la panda gigante más vieja del mundo

Murió a los 37 años, que equivalen a más de 100 años humanos; nació en libertad en 1980

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Panda, Basi, China
La osa Basi murió a los 37 años por cirrocis (Foto: AP)

La osa Basi, el panda gigante más viejo del mundo que vivía en cautiverio y estrella del zoológico de Fuzhou, China, murió a los 37 años, que equivalen a más de 100 años humanos, informó el pasado jueves la agencia estatal de noticias Xinhua.

Temas relacionados: Causa indignación maltrato de 2 osos panda en China

El director del centro de Investigación e Intercambio de Pandas del Estrecho de Fuzhou, Chen Yucun, explicó que Basi murió por múltiples enfermedades que la afectaban desde el pasado junio, entre ellas cirrosis y problemas renales.

“El cuerpo se expondrá en el Museo de Basi, que está en proceso de construcción para que las personas la recuerden siempre y compartan el espíritu del desarrollo en armonía entre los seres humanos y la naturaleza”, afirmó Chen.

  • En 1990, Basi fue el prototipo para Pan Pan, la mascota de los Juegos Asiáticos celebrados en Pekín

Basi nació en libertad en 1980 pero a los cuatro años fue rescatada por unos residentes tras sufrir una caída en un río helado en la provincia de Sichuan, suroeste de China, fue trasladada al centro de Fuzhou.

El pasado agosto, el Libro Guinness de los Récords confirmó que era la panda más vieja del mundo viviendo en cautiverio, ya que los de su especie que viven en su hábitat natural tienen vida media de 15 años.

Además del bajo nivel de reproducción natural de esta especie, la reducción de los bosques de bambú en las zonas en los que habita ha causado el aislamiento y con ello la endogamia, uno de los principales factores que complican la supervivencia de este plantígrado.

  • En 2016, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza retiró a los pandas gigantes de la lista de especies en peligro de extinción para catalogarlos como especie vulnerable

ag