• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Una joven hace un alto afuera del almacén donde sucedió el ataque, ayer. Foto: AP
Una joven hace un alto afuera del almacén donde sucedió el ataque, ayer. Foto: AP

Una joven de 26 años, quien desempeñaba como trabajadora temporal de un almacén de farmacias en Maryland, se unió ayer a la lista de tiradores suicidas que han puesto en jaque la seguridad de decenas de estadounidenses.

Cuando iniciaba su jornada laboral, alrededor de las nueve de la mañana, tomó un arma y asesinó a tres personas en el almacén; tres más resultaron heridas.

La atacante falleció al suicidarse tras el tiroteo, según anunció el sheriff del condado de Hartford, Jeff Gahler.

La mujer actuó sola y las autoridades todavía no determinan las causas que la motivaron a perpetrar el crimen.

Las autoridades de Aberdeen, un municipio de unos 13 mil 850 habitantes, recibieron un primer aviso de disparos, la policía llegó apenas unos cinco minutos después de emitido el reporte.

Los agentes no abrieron fuego. La atacante murió en el hospital por “heridas causadas por ella misma”, según detalló el sheriff.

De los otros fallecidos, dos murieron en el almacén y uno en el hospital. La policía ha declinado, por ahora, identificar a la tiradora y a sus víctimas.

Compartir