Domingo 12.07.2020 - 18:22

Acusa Cristina Fernandez ataques contra Argentina y Brasil

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: @CFKArgentina

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, denunció hoy una campaña de desestabilización contra su gobierno y contra el de la mandataria brasileña Dilma Rousseff.

Fernández advirtió que, en el caso de Argentina, la campaña no es contra Daniel Scioli, el candidato oficialista a la Presidencia en las elecciones generales del próximo 25 de octubre, sino contra su partido, el Frente para la Victoria (FV).

Agregó que los intentos de desestabilización no comenzaron ahora, sino desde 2011, cuando el FV, con ella como candidata para la reelección, ganó las elecciones primarias con el 50 por ciento de los votos.

“Lo mismo pasa en el resto del continente, vinieron corridas bancarias y luego como le paso a Dilma, campañas de corrupción, cacerolazos que nadie sabe por qué son, nada original”, dijo.

Irónica, recordó que el primer cacerolazo lo conoció cuando tenía 20 años “y fue en el 73, contra el gobierno de la Unidad Popular de (Salvador) Allende".

Fernández afirmó que "las cacerolas tienen marca y la marca es de una agencia que está en un país del norte, y que suele tener intervención en la política de América del Sur”.

Sin mencionarla por su nombre, acusó a la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) de intentar frustrar los procesos de inclusión social de los gobiernos progresistas de la región.

“El ataque es tan fuerte porque se quiere frenar el desarrollo industrial, con razonable autonomía, que han alcanzado los países de América del Sur, durante estos años de gobiernos nacionales, democráticos y progresistas que algunos llaman populistas”, dijo.

No hay un ataque contra un candidato, sino contra un proyecto que incluyó a millones de argentinos pic.twitter.com/JJKIiU2XBT

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) agosto 21, 2015

Las palabras de Fernández alentaron una fuerte expectativa, ya que hacía 12 días que no aparecía en público y no se conocía su balance sobre las elecciones primarias de candidatos presidenciales que Scioli ganó con casi 40 por ciento de los votos, el pasado 9 de agosto.

Fernández llamó a los dirigentes políticos de la oposición para que dejen de decir “mentiras, falsas denuncias, de armar operaciones políticas, basta de medrar con la desgracia, la tragedia, la muerte y la desgracia de las personas, porque eso es muy feo”.